jueves, 20 de julio de 2017

El alemán de 55 años, calvo, que alguna vez planificó las rutas de los trenes que llevaban a los judíos a Auschwitz, Bergen-Belsen, Dachau y otros campamentos, se sienta con cara de cartón piedra en un video que se ve en una pantalla justo detrás de la cabina original. A la derecha hay otra pantalla que proyecta los traumáticos testimonios, empapados de lágrimas, con un hombre colapsando al suelo de agotamiento después de hablar.
La cabina de cristal a prueba de balas donde el criminal nazi Eichmann se sentó en su juicio hace medio siglo es ahora parte de una exhibición multimedia
ENLACEJUDIO.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.