viernes, 21 de julio de 2017

La Vanguardia, España
No cabe duda de la valentía del grupo de mujeres que forman la “Unidad de Protección Femenina”, integrado por kurdas, árabes y asirias que buscan venganza tras los ataques recibidos por los yihadistas. Mujeres que han sido vendidas como esclavas sexuales desde que eran niñas, sobrevivientes de los asesinatos masivos, decapitaciones o cremaciones en vida, hoy retornan y toman las armas para combatir contra el Estado Islámico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.