lunes, 8 de agosto de 2011

LA REVOLUCION CHIENLIT

Por Emmanuel Navon
2/8/11

Mientras estudiantes e intelectuales franceses estaban jugando a Robespierre y Mao en las calles de Paris en la Primavera de 1968, Charles de Gaulle salio con una formula que era tipica de su creatividad lingüistica: “La reforma si, la chienlit no.” Periodistas y comentaristas tuvieron que buscar "chienlit" en el diccionario, ya que nadie habia escuchado jamas esa palabra. Chienlit era usado en el antiguo frances y significa "mascara de carnaval." Que podria haber querido decir el General? Un doble sentido, por supuesto: dividan la palabra por silabas (“chie-en-lit”) y obtendran “mierda-en-la cama.” Ejem.
Israel estuvo completamente desconectada del "Mai 68.” Francia estaba en la cima de su poder y el gobierno de de Gaulle no era desafiado. La filosofia existencialista de Jean-Paul Sartre ofrecia el antidoto perfecto para una juventud aburrida. La generacion joven de Israel, por contraste, recien habia surgido victoriosa de la Guerra de los Seis Dias. Luchando por su supervivencia y estando involucrados en construir un nuevo pais, los jovenes israelies no tenian tiempo para planificar revoluciones desde la terraza de un café.
Aparte de las "Panteras Negras" en la decada de 1970, Israel nunca tuvo una revuelta social organizada por la juventud. Siendo criados en una sociedad conformista con un discurso publico uniforme, y habiendoseles enseñado a respetar a la autoridad en el ejercito, los israelies nunca fueron conocidos por su celo revolucionario. Agreguen a esto el desafio de hacer una vida en una economia socialista y la angustia de estar en un estado de guerra permanente, y ustedes entenderan por que Israel nunca tuvo el equivalente del Mai 68.
Entonces el hecho que los israelies esten finalmente tomando las calles es de hecho buenas noticias: Muestra que Israel se ha vuelto tan rica y segura que la gente de hecho tiene el tiempo y el lujo para hablar sobre cambiar al mundo con narguiles y guitarras. Como los franceses que nunca lo habian tenido tan bien a fines de la decada de 1960, nosotros tambien estamos teniendo nuestra "revolucion chienlit" (“chiant,” dicho sea de paso, significa “aburrido” en frances).
Esto no es decir, por supuesto, que no hay dificultades economicas en Israel. Hay pobreza y hay dificultades. Pero son los penetrantes oligopolios e injusto sistema impositivo de Israel los que hacen imposible que las familias de clase media hagan que se unan los extremos, por no hablar de ahorrar dinero. Los bienes raices no son permisibles debido a que no hay oferta; y no hay oferta debido a que la Administracion de Tierras de Israel abusa de su monopolio. Nadie ha hecho mas que Benjamin Netanyahu por quebrar los monopolios y bajar los impuestos, asi que los manifestantes estan escogiendo una lucha con la persona equivocada.
Como los ataques del Mai 68, la actual protesta social de Israel no es liderada por el movimiento de sindicatos. Durante Mai 68, el principal sindicato de trabajadores de Francia, la CGT, intento contener la militancia espontanea canalizandola dentro de una lucha por salarios mas altos y otros beneficios economicos. Incluso el Partido Comunista tuvo pies frios, y Jean-Paul Sartre acuso a los comunistas de “temer la revolucion.” Lo que los amotinados realmente querian era la salida de de Gaulle. Aun cuando el liderazgo del sindicato de comercio negocio un incremento del 35% en el salario minimo, un incremento del 7% del salario para otros trabajadores, y la mitad de la paga normal para el tiempo en huelga, los trabajadores que estaban ocupando las fabricas se rehusaron a retornar al trabajo. Ellos exigian nuevas elecciones.
De igual manera, los principales organizadores de la protesta de hoy en Israel estan mas interesados en expulsar a Netanyahu que en mejorar la suerte de las familias en lucha. Este es el motivo por el cual el movimiento Im Tirtzu se retiro de la protesta: se dio cuenta que los manifestantes estaban buscando una lucha, no soluciones.
Al final, Mai 68 fue una burbuja. De Gaulle llamo a elecciones anticipadas y su partido gano la mayor victoria en la historia parlamentaria francesa. Despues del carnaval, fue la hora de ir a la cama- en sabanas limpias.
Traducido por Marcela Lubczanski especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba