jueves, 11 de agosto de 2011

LONDRES ESTA ARDIENDO


Vandalos, no quejas sociales, estan manejando los alborotos britanicos.

10/8/11


La violencia callejera se extendio a traves del Reino Unido por tercera noche directa el lunes, con la policia esperando mas mientras nosotros estabamos yendo a impresion el martes. Vecindarios enteros del Sur de Londres fueron advertidos por las autoridades de cerrar los negocios temprano ya que los saqueadores utilizaron telefonos celulares y Blackberrys para arreglar por adelantado sus ataques.
En este punto, llamar incluso a estas festicholas criminales nocturnas alborotos es inapropiado. Un disturbio sugiere un estallido espontaneo de furia violenta, sea o no que la queja subyacente este justificada. Lo que nosotros tenemos aqui puede haber comenzado en medio de una protesta contra el asesinato por parte de la policia de un conocido criminal y miembro de una banda. Desde entonces se ha vuelto algo mucho mas corrupto.
La reaccion de la policia al saqueo e incendio inicial del Camino Principal de Tottenham en el Norte de Londres resulto en mas de 160 rapidos arrestos. Pero tambien destruyo la ilusion que la policia controla las calles. En unos pocos dias, una mentalidad de sitio ha tomado el control a traves de grandes areas de Londres, una que la policia esta alentando en forma activa al exhortar a los respetuosos de la ley a permanecer fuera de las calles en vecindarios tomados por blanco. Los criminales detras de los saqueos, incendios y robos saben que esto no puede continuar por siempre, y ellos han decidido maximizar sus oportunidades mientras estas duren.






Hay una nocion que la criminalidad es el producto de la pobreza o los recortes de gastos del gobierno. Eso es falso. El gobierno britanico esta gastante tanto como nunca lo ha hecho en la historia, y los pobres en Inglaterra tienen acceso a una red de seguridad social que es destacablemente generosa para cualquier norma. Entonces tambien, el tipo de gente que enciende coches y destroza ventanas de cristal plano para obtener las joyas y televisores dentro no estan, nosotros sospechamos, altamente correlacionados con aquellos mas dejados fuera por las reducidas horas en la biblioteca local.
Si hay un misterio aqui, es que la reciente violencia es en si misma tan extraordinario hecho. Como el escritor y ex doctor de prision Theodore Dalrymple recientemente dijo a este periodico, "la cuestion en Inglaterra no es por que hay tantos rateros, sino por que hay tan pocos." El explico que "solo uno de cada 12 robos locales es esclarecido por la policia," y que "de los ladrones que son condenados, solo uno cada 12 o 13 es enviado a prision."
En otras palabras, una gran cantidad de crimenes insignificantes ha llegado a ser tolerada, excusada, o vista como permisible o inevitable en la Inglaterra de hoy. Esta actitud es solo debida en parte a la dificultad del trabajo policial involucrado. Tambien proviene de una sensacion de mala conciencia - que la gente no haria estas cosas si ellos no fueran llevados a ellas por la injusticia o alguna otra causa putativa.
Pero estos no son los sans-culottes del siglo XVIII, alejados del pan. Ellos no son siquiera los comunistas griegos destruyendo propiedad para exigir la continuidad de su estado de bienestar. Es vandalismo puro y simple. Si sirve como llamado a despertar, debe serlo para el hecho que el barniz de la civilizacion puede ser aterradoramente delgado.

Fuente: The Wall Street Journal- Traducido por Marcela Lubczanski especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.