lunes, 14 de mayo de 2012

HORA DE COMBATIR LAS MENTIRAS DE JENIN

Fuente: Yedioth Ahronoth- Traducido por Marcela Lubczanski especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba Noah Klieger 13/5/12 Diez años despues que Mohammad Bakri dio a conocer su pelicula estilo documental "Jenin, Jenin" sobre las batallas que fueron combatidas en los campos de refugiados en Operacion Escudo Defensivo, el fiscal general esta considerando lanzar un juicio penal contra el director - y por buenas razones. La justificacion es que sobre la base del parrafo 6 de la ley que prohibe calumnias e injurias, "alguien que publica injurias intencionalmente para dañar va a la carcel por un año." Hasta ahora, en resumen, esta pelicula esta basada completamente en "testimonios" de residentes de Jenin - testimonios que todos los organismos internacionales de derechos humanos que investigaron el tema en profundidad ya rechazaron como "poco confiables." "Poco confiables", o en otras palabras, completas mentiras. Bakri simplemente produjo una pelicula sobre la base de las mentiras de los residentes de Jenin y la dio a conocer como un "documental." Incluso el mismo sabe que no hay verdad en este "documental." Hasta ahora Bakri y sus abogados israelies han tenido exito en explotar la letra chica de la ley y tambien la reticencia de los jueces a condenar a un cineasta arabe israeli. Libertad de expresion? Incluso los jueces, quienes tenian fuertes reservas acerca de la pelicula y sus mentiras, como otros partidarios de Bakri, repitieron el mantra de la "libertad de expresion.” Sea por la razon que sea, yo tengo un sentimiento que "libertad de expresion" – cuando hablamos de Israel – siempre se aplica a casos en los cuales es atacado el estado judio. “Israel esta intentando nuevamente estrangular la libertad de expresion,” declaran los abanderados de la justicia. Como si Israel no tuviera el derecho a defenderse contra declaraciones injuriosas, mentiras, y locas y frivolas invenicones de la parte musulmana y sus partidarios. Recientemente el escritor aleman Günter Grass publico un poema anti-israeli, una obra de arte abiertamente engañosa, y a la luz de las criticas contra este escritor los abanderados de la libertad de expresion se levantaron para defenderlo. Pero cuando crecieron las reacciones airadas contra estos abanderados, ellos comenzaron a gritar y a llamar mentira a esta critica. Lo mismo ocurre con Bakri. En tanto el disemina mentiras esto es libertad de expresion. Pero cuando las partes injuriadas buscan justicia de acuerdo con la ley, esto es un golpe al mismo mantra. Extraño.