lunes, 14 de mayo de 2012

ESTAN LOCOS LOS JIHADISTAS

por Teri Blumenfeld Fuente: Middle East Quarterly- Traducido por Marcela Lubczanski especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba Primavera del 2012 Los musulmanes que matan en el nombre de su religion frecuentemente evaden el castigo en los tribunales occidentales declarando demencia o incompetencia mental. Jurados, jueces y psiquiatras forenses son propensos a aceptar la afirmacion que alguna forma de incapacidad mental, no creencia religiosa, es lo que cuenta para el terrorismo jihadista "local" en Norteamerica y Europa. Este estado de cosas resulta del fracaso por parte de los fiscales para enmarcar actos de violencia jihadista como expresiones de fe. Este fracaso para enjuiciar vigorosamente a los jihadistas se deriva de muchas fuentes: una reticencia occidental profundamente arraigada a impugnar la religion; un culto de correccion politica; y expresion de deseos culturalmente ingenua. Ver a los jihadistas como locos ofrece un engaño comodo que ignora la aguda realidad que los musulmanes desafectados pero sanos son seducidos por una ideologia que adopta el odio violento a la civilizacion occidental. Lobos solitarios jihadistas El jihadismo es una ideologia supremacista que busca lograr el establecimiento de un estado islamico mundial y la aplicacion de la ley islamica, la Shari'a. Se basa tanto en campañas politicas como en actos de violencia contra los "infieles." De acuerdo con la revision de estadisticas del Departamento de Justicia del especialista en terrorismo Steve Emerson,[1] los islamistas radicales suman mas del 80% de todas las condenas terroristas en los Estados Unidos desde los ataques del 11/S.[2] En el pasado, la mayoria de la violencia jihadista fue llevada a cabo por redes de terror organizadas. Hoy, sin embargo, los medios mas efectivos de atacar a los Estados Unidos es convertir y radicalizar a ciudadanos y residentes americanos para que lleven a cabo ataques terroristas por cuenta propia. Los llamados "lobos solitarios" jihadistas son tipicamente radicalizados a traves de instituciones locales e islamicas y la Internet (salas de chat, blogs, sitios de redes sociales, etc.) donde la enseñanza religiosa, videos de propaganda y direcciones para hacer bombas son diseminadas ampliamente. Algunos van al exterior para mas instruccion; otros simplemente bajan un manual de "como hacerlo." Quizas la fuente mas influyente de adoctrinamiento jihadista contemporaneo fue el fallecido Anwar al-Awlaki, un ciudadano americano cuyos sermones han estado vinculados directamente a mas de una docena de complots terroristas.[3] Su mensaje, el cual sigue viviendo en el ciberespacio, es simple: Nosotros implementaremos la ley de Allah sobre la tierra a traves de la punta de la espada. Nosotros necesitamos hombres que esten dispuestos a seguir todo el camino y no dar marcha atras en nada de Allah. A la religion de Allah no le puede ser dada victoria a traves de servicio de medio tiempo. Esta no es una religion de fin de semana. El contrato es vender nuestras almas a Allah. La compensacion es el paraiso.[4] Aun cuando el lobo solitario jihadista generalmente actua desde un punto de vista operativo, el es parte de un punto de vista operativo, el es un paquete bien definido y basado en Internet cuyos asesinatos son a menudo premeditados en forma meticulosa. El puede planear los ataques por su cuenta, pero lo hace asi con la instruccion, apoyo y direccion de una comunidad mas grande de islamistas radicalizados—y con la aprobacion tactica de un importante porcentaje de musulmanes (bastante mas del 10% segun la mayoria de los estimados)[5] que admira a los terroristas islamicos. La internet permite a los lobos solitarios jihadistas adquirir las "redes de apoyo e ideologias de validacion"[6] que dan combustible a su transformacion en asesinos. La masacre de noviembre del 2009 en Fort Hood por parte del Major del Ejercito Nidal Malik Hasan, la cual dejo a trece personas muertas y veintinueve heridas, fue aparentemente inspirada por la correspondencia del acusado con Awlaki. El propagandista de al Qaeda nacido en Los Angeles, Adam Gadahn, conocido por tener una poderosa influencia sobre los conversos, mas tarde declaro: El hermano mujahid Nidal Hasan nos ha mostrado lo que un musulman justo con un rifle de ataque puede hacer por su religion y hermanos de fe y nos ha recordado cuanto orgullo y alegria pueden instilar en los corazones de los musulmanes en todas partes un solo acto de resistencia y valentia.[7] En esto, Hasan y sus co-jihadistas han tenido exito, a juzgar por la multitud de ataques de cosecha propia sobre suelo americano que fueron desbaratados en el año 2011. Dos conversos americanos al Islam, Abu Khalid Abdul-Latif y Walli Mujahidh, fueron acusados de "conspiracion para asesinar a oficiales y agentes de los Estados Unidos." El reservista de los Marines, Yonathan Melaku fue procesado bajo cargos de disparar armas en el Pentagono y otros sitios militares en el norte de Virginia.[8] El soldado raso Nasser Abdo estaba en las etapas finales de preparar otro ataque en Fort Hood cuando el fue arrestado.[9] Emerson Begolly fue arrestado por subir instrucciones para armar bombas en Internet y atacar a agentes federales mientras su casa estaba siendo registrada.[10] Khalid Aldawsari, un estudiante saudita de ingenieria quimica, fue arrestado bajo cargos de investigar blancos para atacar, incluida la casa del ex presidente George W. Bush, e intentar construir una bomba.[11] Rezwan Ferdaus casi tuvo exito en su complot para bombardear el Pentagono y el edificio del Capitolio.[12] Locura Legal e Incompetencia Mental Hay dos formas en que un acusado que ha matado o mutilado innegablemente a alguien sin provocacion puede evitar la prision—o ganar un veredicto de inocencia por razones de locura o ser juzgado continuamente incompetente mentalmente para soportar juicio, ambas de las cuales tienen el efecto practico de hacerlo aterrizar en una instalacion psiquiatrica. Las instalaciones psiquiatricas tienen ventajas obvias por sobre la carcel; aparte de la comodidad relativa diaria, estas instalaciones ofrecen al acusado la oportunidad de apelaciones periodicas para evaluar su sanidad. En el caso de Omeed Aziz Popal, quien atropello a dieciseis peatones en San Francisco, el tiene el derecho a una audiencia de liberacion cada dos años. Popal parece preferir la vida en una instalacion psiquiatrica: Cuando el fue transferido a la prision de Fremont por acusaciones separadas pendientes por el asesinato de un residente local, el pregunto, "Hay alguna forma posible en que yo pueda regresar al hospital de Napa?."[13] Yusef DeJarnette, quien hirio a dos personas en tiroteos separados, ha estado viviendo en una instalacion psiquiatrica desde que fue estimado inocente por razones de locura. En una audiencia, el centro de salud Northcoast Behavioral Healthcare recomendo que DeJarnette sea colocado en una casa grupal: "Si el es liberado, el juez podria monitorearlo y establecer las condiciones de su libertad."[14] Patrick Gott, un estudiante del Islam cuyas acciones evocaron brevemente miedos de terrorismo ocho meses despues de los ataques del 11/S, continua bajo custodia estatal en la Instalacion Forense Feliciana en Jackson. Los doctores lo evaluan regularmente, y si ellos alguna vez lo declaran sano y ya no mas un peligro para si mismo y para otros, la ley permite a un juez liberarlo. Sea que el jihadista apele periodicamente para determinar si el ha recuperado su "sanidad" y por lo tanto intenta la liberacion, o el alegato de locura resulte en condiciones de vida mejores, el tema saliente es que los jihadistas son percibidos como locos en vez de manejados por la obligacion religiosa tanto en el caso del derecho como de la percepcion publica. Esta percepcion erronea se auto-perpetua, debido a que como los jihadistas continuan siendo etiquetados como locos hay por consiguiente una falta de acciones preventivas como resultado de la falta de identificacion del motivo real. Una defensa por capacidad disminuida o "locura parcial" puede ser usada para argumentar que la condicion mental del acusado en el momento del crimen merece una acusacion menos seria o sentencia reducida aunque no constituye base para la absolucion. Hammad Samana en el 2008 comploto para atacar al ejercito americano, e instituciones israelies y judias en California. Miembro musulman solitario de su celula, su sentencia fue mas corta que la de sus tres compañeros de celula debido a que el tuvo un rol menor en la trama y sufria de temas de salud mental.[15] Samana fue declarado no apto para soportar juicio y fue colocado bajo cuidados psiquiatricos. El fue finalmente sentenciado a setenta meses en el 2009 pero recibio menos de la mitad de la sentencia de los otros miembros de la celula debido a su condicion mental. "A la luz de los temas mentales de Samana en la epoca del delito, tal disparidad es garantizada y justificada" dijo el juez Carney.[16] Nadim Haque fue declarado inocente de asesinato debido a que el sufria de una condicion anormal de la mente. El fue encontrado culpable de homicidio involuntario en vez de asesinato debido a que actuo "mientras estaba bajo la influencia de furia extrema... La teoria detras de estas defensas fue que la crianza musulmano india tradicional de Haque, y su experiencia de inmigrante, y condicion psicologica, influenciaron firmemente su percepcion."[17] Aun cuando las definiciones de insania legal varian de pais en pais (y en los Estados Unidos de estado en estado), practicamente todas requieren que una persona sea incapaz de distinguir entre lo que es correcto legalmente y lo que es incorrecto. Bajo el derecho federal americano, una defensa por locura requiere que "en el momento de la comision de los actos que constituyen el delito, el acusado, como resultado de una enfermedad o defecto mental grave, fuera incapaz de apreciar la naturaleza y calidad o la equivocacion de sus actos."[18] De acuerdo con la legislacion federal aprobada despues de la absolucion de John Hinckley, Jr. por disparar al Presidente Ronald Reagan, la carga de la prueba radica en la defensa, la cual debe mostrar pruebas "claras y convincentes" de locura. Hinckley goza de permisos de salida de fin de semana no supervisados como resultado de su audiencias de status.[19] Las condiciones de vida dentro de los terrenos placenteros de la instalacion son eminentemente mas deseables que una vida en prision. Como describio Hinckley en una entrevista en la revista Penthouse poco despues de su llegada, sobre un dia tipico en el St. Elizabeth [Hospital]: "Yo veo a un terapeuta, respondo correo, toco mi guitarra, escucho musica, juego al pool, miro television, como comida horrible, y tomo medicacion deliciosa."[20] De acuerdo con la Corte Suprema de EEUU, un acusado es competente para soportar juicio si el "tiene suficiente capacidad actual para consultar con su abogado con un grado razonable de comprension racional" y una "comprension racional tanto como factica de los procedimientos contra el."[21] Tales determinaciones son hechas por psiquiatras nombrados por la corte, no por jurados. Aunque el fallecido juez de la Corte Suprema Benjamin N. Cardozo famosamente sostuvo que alguien que sinceramente cree que Di-s le ordeno matar esta ipso facto sufriendo de un engaño loco,[22] esta llamada norma de "decreto de Di-s" no es ampliamente aceptada. Aunque puede ser hecha una defensa que "alguien que cree genuinamente que el ha escuchado la voz de Di-s ordenandole matar a otro... carece de la capacidad de razonas acerca de la calidad moral de su accion,"[23] esto no implica que el no este consciente de su ilegalidad y consecuencias. En ausencia de pruebas corroboradoras convincentes de esquizofrenia u otras enfermedades severas alucinatorias, afirmar haber recibido instrucciones divinas u otras supernaturales no es generalmente suficiente para convencer a un jurado de absolver. Es tambien importante tener en cuenta que la horrorosa naturaleza de un crimen sola no es prueba suficiente de una "enfermedad o defecto mental severos" (de lo contrario, el asesino canibal Jeffrey Dahmer hubiese sido absuelto). Debido a estas contradicciones, la defensa por locura es empleada en menos del 1% de los casos de delitos de homicidio en los Estados Unidos y es exitosa en solo un cuarto de esos.[24] Defensas por Locura por parte de Jihadistas Aun cuando hay pocas razones para creer que agentes de reconocidos grupos terroristas son menos inadaptados que los lobos solitarios, las defensas por locura por parte de los primeros son raras (y raramente tienen exito.) Esto puede ser debido al componente politico atribuido a un miembro de un reconocido grupo terrorista, cuyas acciones pueden ser comprendidas como politicas en su naturaleza. Los grupos terroristas reconocidos son generalmente considerados estando en conflicto politico mas que religioso con el Occidente, y hay, por lo tanto, una disociacion cuando esta "guerra" es librada por un solitario "soldado de Dios." Asi, es el extremista musulman solitario, asumiendo sobre si mismo llevar a cabo la voluntad de Dios quien tiende a atacar a jurados, jueces e incluso psiquiatras forenses occidentales como loco. La mayoria de los jihadistas estan muy comprometidos con su credo como para declarar locura ya que esto seria un rechazo de las enseñanzas que los llevaron a cometer asesinato. Zacarias Moussaoui, el terrorista condenado vinculado con los ataques del 11 de septiembre, atestiguo que el "rechaza la teoria del equipo de su defensa nombrada por el tribunal acerca que el esta mentalmente enfermo." Cuando se le pregunto si el estaba loco, Moussaoui dijo, "Gracias a Dios, no lo estoy." [25] Mohammed Bouyeri, el asesino de Theo Van Gogh, dijo en su juicio en los Paises Bajos, "Lo que me movio a hacer lo que hice fue puramente mi fe. El Islam me obliga a cortar la cabeza de cualquiera que insulte a Allah y al Profeta."[26] El bombardero de Times Square, Faisal Shahzad, advirtio: "Abracense, porque la guerra con los musulmanes recien ha comenzado. Considerenme solo una primera gotita de la sangre que me seguira." El inmigrante pakistani de 31 años justifico su plan en el nombre del Islam, diciendo que "el Coran nos da el derecho de defendernos y eso es todo lo que estoy haciendo."[27] Los abogados defensores estan ansiosos por magnificar cualquier historia de enfermedad mental, sin importar cuan tenue, al buscar obtener absoluciones, evitar juicios, u obtener sentencias reducidas para sus clientes jihadistas. Ellos citaran inestabilidad mental,[28] depresion,[29] falta de medicacion,[30] desorden de estres post-traumatico, escuchar voces,[31] y fantasias de persecucion[32] por nombrar unos pocos. Inocente por razones de locura: Aunque los jihadistas que declaran locura pueden tener alguna historia de enfermedad mental, o al menos una cantidad de parientes dando testimonio de ello, esto solo no es suficiente prueba de inocencia. Aun cuando un islamista radical que continua un desman asesino resulte que sea diagnosticado como esquizofrenico, no necesariamente sigue que el era legalmente loco al momento de la comision del acto—podria ser que su ideologia lo llevo aun cuando su enfermedad inicialmente facilito la radicalizacion subyacente. En principio, la prueba de adoctrinamiento jihadista debe hacer una declaracion de locura insostenible debido a que anticipa un motivo irresistible y presunto que la defensa esta obligada a desaprobar con pruebas "claras y convincentes." Esto es muy dificil de hacer aun si el acusado tiene una historia de enfermedad mental. Un adicto al crack con esquizofrenia que mata a alguien en el curso de un robo tendra dificultades refutando que la adiccion al crack fue el motor motivacional a menos que la fiscalia omita o quite importancia al hecho que el acusado es un adicto al crack. En la practica, los jihadistas lo han logrado repetidamente bien[33] y ganaron absoluciones aun cuando hay prueba sustancial de motivacion ideologica. En el 2002, Nabil Ouldeddine fue encontrado inocente por razones de locura de apuñalar a un judio ortodoxo veinte veces en un autobus de Londres. Aun cuando mas tarde el dijo a los psiquiatras que la voz de una mujer llamada Jennifer le ordeno matar, la razon que dio a los oficiales de policia que lo arrestaron fue mucho mas prosaica: "Israel son [sic] los asesinos. Ellos matan a mujeres y niños, asi que yo lo apuñale."[34] En el 2003, Yusef DeJarnette fue encontrado inocente por razones de locura de herir a dos personas en una serie de tiroteos al azar desde su bicicleta en Shaker Heights, Ohio. En su casa, la policia encontro escritos transmitiendo su odio a la gente blanca, un poster de Osama bin Laden, y libros para hacer silenciadores de armas. El estuvo lo suficientemente lucido como para evitar la captura hasta que la policia rastreo las balas hasta el.[35] En el 2008, Omeed Aziz Popal fue encontrado inocente por razones de locura por herir a dieciseis transeuntes con su camioneta en un largo desman que termino fuera del Centro Comunitario Judio de San Francisco. Mike Mahoney, el inspector policial que investigo el caso, se burlo de la absolucion: "El sabia exactamente lo que hizo. El me dijo exactamente lo que hizo."[36] En el 2005, el converso musulman Patrick Gott fue encontrado inocente por razones de locura por abrir fuego dentro de un aeropuerto de New Orleans, matando a una mujer. Gott, quien llevaba un Coran y cantaba "Allah!" durante el tiroteo, mas tarde dijo a la policia que el se enfurecio cuando alguien se burlo de su turbante.[37] Aunque la defensa produjo pruebas de enfermedad mental severa, su argumento que esta enfermedad lo llevo a cometer el crimen fue debil. Dos psiquiatras forenses atestiguaron que "es mas probable que no" que Gott fuera "psicotico, con fantasias paranoicas, y experimentara alucinaciones auditivas en el momento del tiroteo,"[38] reuniendo apenas la carga de la prueba normalmente requerida de la defensa. La defensa por locura no siempre es permitida por los jueces. En el 2009, Muzzammil S. "Mo" Hassan decapito a su esposa despues que ella presento los papeles de divorcio. El mas tarde afirmo que estaba emocionalmente "fuera de control" cuando la mato. El pidio y paso por examenes psiquiatricos, pero el juez en el caso fallo que sus abogados no podian usar una defensa por locura debido a la dilacion de la defensa en presentar su caso.[39] El abogado defensor civil del asesino de Fort Hood, John P. Galligan, inicialmente dijo que estaba bajo consideracion una defensa por locura aunque nunca estuvo en claro si Hasan mismo estaba dispuesto a hacer tal declaracion.[40] Pero, Galligan se retracto despues que un panel militar de tres miembros de salud mental evaluaron a Hasan y salieron a la luz detalles de sus preparativos metodicos en los meses antes de la masacre. "Esa gran planificacion implica que el tenia un claro entendimiento de sus acciones y comprendia las consecuencias," dijo Anthony Ng, ex presidente de la Asociacion Americana de Emergencia Psiquiatrica. "Es posible estar mentalmente enfermo [y] aun ser responsabilizado por tus acciones si estas consciente de las consecuencias."[41] Incompetentes para ser juzgados: Ganar un fallo de incompetencia para ser juzgado tiene el mismo resultado practico que un veredicto de inocente por razones de locura—el acusado es confinado en una instalacion psiquiatrica. Los hechos del caso no son relevantes—el estado mental del acusado en el momento de la evaluacion es el tema. En el 2009, Hammad Samana fue declarado incompetente para ser juzgado bajo cargos de complotar para atacar al ejercito americano, e instalaciones israelies y judias en California. El esta ahora bajo cuidados psiquiatricos.[42] En el 2010, un tribunal de Paris fallo por segunda vez que Adel Amastaibou es un esquizofrenico paranoico y no apto para ser juzgado por apuñalar sadicamente a su vecino hasta matarlo en el 2003.[43] "Yo he matado a mi judio. Ire al paraiso,"[44] dijo Amastaibou a la policia despues del asesinato. Capacidades de Defensa Disminuidas: Las capacidades o responsabilidad de defensas disminuidas son tipicamente usadas para echar dudas sobre si el acusado actuo con premeditacion e intencion de matar. Tales defensas pueden resultar en condena bajo cargos menores. En octubre del 2010, un juez sentencio a Hosam Smadi a 24 años en prision por intentar explotar un rascacielos del centro de Dallas—inferior a los treinta años permitidos bajo su acuerdo de declaracion de culpabilidad con los fiscales—despues de escuchar el testimonio de la defensa que el sufria de esquizofrenia.[45] En 2007, el veterano de guerra bosnio Asim Cejanovic intento infiltrar un bolso lleno de explosivos dentro de la embajada americana en Viena. Bajo interrogatorio, el apunto a Mehmed Djudjic, quien tenia vinculos de larga data con circulos wahabitas y jihadistas en Bosnia, por darle la mochila.[46] En el primer dia de su juicio, Cejvanovic declaro que el tenia importante informacion acerca de extremistas wahabitas que el deseaba "ofrecer" a Estados Unidos.[47] Pero, tomando nota del tratamiento psiquiatrico de Cejvanovic por enfermedad de estres post-traumatico, el juez fallo que habia pruebas insuficientes para condenarlo por tramar bombardear a alguien ya que su frecuente contacto telefonico y de email con la embajada previo al incidente "no era una estrategia tipica para alguien que intenta entrar a la embajada americana para detonar una bomba."[48] El tribunal lo sentencio a quince meses en prision por posesion ilegal de explosivos. En el 2008, Khalid Alzghoul golpeo brutalmente a nueve personas con un martillo en una marcha de orgullo gay en Vancouver mientras gritaba, "Este es el dia del juicio!"[49] Despues que fue planteada en el tribunal la historia de su enfermedad mental, Alzghoul fue absuelto de cargos de crimen de odio y sentenciado a dos años y medio en prision por ataque simple. En el 2005, Ali Warrayat nacido jordano, manejo su coche dentro de un Home Depot, poniendo musica arabe y con un Coran y una bandera palestina en el baul, esperando incendiar el departamento de bienes inflamables. Despues que un doctor nombrado por el tribunal diagnostico esquizofrenia a Warrayat, el fue sentenciado a solo cinco años de prision.[50] La estrategia de declaracion de locura no parece funcionar tan bien si el acusado no es cooperador. En el 2006, Mohammed Reza Taheri-Azar dijo que el Coran le dio permiso para manejar un jeep hacia una multitud de gente en la Universidad de North Carolina-Chapel Hill, hiriendo a nueve, para "castigar al gobierno americano, al enemigo de mis hermanos y hermanas de religion."[51] El abogado de Taheri-Azar pidio clemencia sobre la base que "una enfermedad mental severa" afectaba sus acciones,[52] pero la falta de remordimientos del acusado llevo al juez a darle la sentencia maxima posible. Defensa Excesivamente Celosa, Fiscalia Excesivamente Poco Celosa Aun cuando cada una de las estrategias legales arriba mencionadas giran en torno a diferentes actores judiciales (jurados, psiquiatras forenses, y jueces, respectivamente), las tres han probado ser exitosas para los acusados jihadistas. Tanto es asi, de hecho, que los jihadistas tienen una queja legitima acerca del sistema judicial americano—ellos estan siendo sometidos a presion indebida por parte de los defensores publicos para declararse locos. Esto fue evidente en el caso de Carlos Bledsoe, un converso al Islam quien ahora se llama a si mismo Abdulhakim Muhammad.[53] Bledsoe abrio fuego sobre una estacion de reclutamiento militar en Arkansas, matando a un soldado e hiriendo a otro. Despues de su captura, el confeso prontamente haber llevado a cabo lo que llamo una "operacion jihadista" y mas tarde ofrecio declararse culpable de cargos de asesinato. Asombrosamente, sus abogados rechazaron su pedido, y el juez fallo que el no era mentalmente competente como para tomar la decision por si mismo. Los expertos legales explicaron que no "tendria sentido" que un acusado mentalmente competente se confesara culpable de acusaciones capitales de asesinato.[54] Curiosamente, el no fue declarado mentalmente no apto para ser juzgado—el fue considerado legalmente competente excepto por su deseo de atribuirse la responsabilidad por asesinar en el nombre de Dios. Los abogados de Bledsoe decidieron montar una defensa por locura por sobre sus objeciones y llamaron al estrado de testigos al psiquiatra forense Shawn Agharkar, quien atestiguo que el acusado sufria de delirios de grandeza y persecucion.[55] Bledsoe protesto vehementemente, insistiendo en que el tiroteo fue un acto de guerra y afirmando lealtad a al-Qaeda. "No fui loco o post-traumatico, tampoco fui forzado a cometer este hecho," escribio Bledsoe al juez, agregando que estuvo "justificado de acuerdo con las leyes islamicas y la religion islamica."[56] Aun cuando Bledsoe tuvo finalmente permitido declararse culpable a cambio que los fiscales quitaran su pedido de pena de muerte, el espectaculo de un acusado siendo forzado a desobedecer sus convicciones ideologicas y a montar una defensa por locura es asombroso. Aun cuando la proclividad de los abogados de los jihadistas a montar defensas por enfermedad mental es preocupante, esto en si mismo no es el problema. Los acusados penales tienen derecho a una defensa vigorosa bajo la ley americana, y esto es exactamente lo que los abogados intentan hacer. Mas preocupante es el por que los abogados estan teniendo exito. Hay poco especialmente nuevo o imaginativo acerca de sus argumentos—ellos han sido efectivos debido a que los jihadistas no han sido sometidos a energica persecucion como un reconocido grupo de delincuentes. Una y otra vez los fiscales fallan en posicionar a los acusados jihadistas dentro de una comunidad mas grande de extremistas de pensamiento similar llevando a cabo actos similares alrededor del mundo aun cuando los acusados frecuentemente afirman sus motivaciones jihadistas durante sus ataques (especialmente con la frase registrada "Allahu Akbar!" o "Dios es grande!"), al arresto, mientras son encarcelados, o en el curso de los procedimientos judiciales. Ademas, ellos a menudo tienen material de adoctrinamiento islamista en su presencia online o entre sus posesiones. Estos elementos identificantes constituyen las caracteristicas del sindrome. Los dos juicios de Naveed Haq ponen de relieve cuan importante puede ser esto para el veredicto del jurado. En julio del 2006, Haq abatio a seis personas en las oficinas de la Federacion Judia del Gran Seattle, matando a una. En llamados telefonicos desde la prision a los parientes, el mas tarde dijo que estaba "orgulloso" del desman asesino, llamandose a si mismo "un soldado del Islam" y "un martir" que va a "ir al cielo."[57] Cuando los abogados de Haq presentaron una defensa por locura en su primer juicio, los fiscales eligieron no presentar los llamados grabados como prueba, aparentemente temiendo que ellos harian sonar loco a Haq y apoyarian la declaracion de locura. El jurado se estanco y fue declarado juicio nulo. Pero, cuando esta prueba fue presentada en su segundo juicio, Haq fue condenado.[58] Cuando los jurados son informados del contexto en el cual es perpetrado un ataque jihadista, ellos es mas probable que rechacen una declaracion de locura. "El jurado sostuvo que sostener puntos de vista extremistas no te hace loco, sino que te hace peligroso", declaro la victima Carol Goldman en una conferencia de prensa despues del veredicto.[59] Percepciones erroneas del publico Privados de informacion relevante acerca de la radicalizacion adquirida y socializacion virtual subyacente en el jihadismo, los jurados y jueces por igual son mas propensos a aceptar declaraciones por locura. La brutalidad de estos crimenes y la busqueda de recompensas celestiales que los motivan parecen locas. Quien en su sano juicio mataria indiscriminadamente a la gente? A los jurados raramente se les pide considerar si el comportamiento que estan evaluando se ajusta a un patron exhibido por miles de otros en la misma comunidad de internet. De igual manera, los fiscales y jueces son reacios a insistir sobre las creencias religiosas de los acusados. La Primera Enmienda protege el ejercicio libre de la religion e implica que los tribunales no tienen permitido considerar si las creencias religiosas de una persona son falsas.[60] Pero, los arquitectos de la Constitucion de EEUU probablemente nunca imaginaron que la religion un dia seria usada por parte de un segmento identificable de una poblacion para atacar a los americanos. Aun cuando la persecusion agresiva de los jihadistas puede dificilmente ser considerada una amenaza para el ejercicio libre de la religion, no obstante, esta en los opuestos con como algunos elaboradores de politicas en Washington eligieron enmarcar publicamente la amenaza islamista. En su celo por evitar la aparicion de impugnacion del Islam, la administracion Obama adopto una nueva politica de seguridad nacional, dos años en el armado, la cual usa el termino general "extremistas violentos" para evitar el enfasis sobre la amenaza representada por el Islam radical.[61] La secretaria del Departamento de Seguridad Interna, Janet Napolitano reemplazo "terrorismo" por desastres "causados por el hombre"[62] mientras que la estrategia de seguridad nacional de la administracion reemplazo el termino "terrorismo islamico" por "extremismo violento."[63] En mayo del 2010, el acrobatico rechazo del Procurador General Eric Holder a conceder durante una audiencia en el Congreso que el Islam radical podria ser un factor alimentando el terrorismo local se volvio un furor menor en YouTube.[64] Este replantamiento es reflejo de una tendencia mas amplia en los medios de comunicacion tradicionales. Las directivas oficiales de la Sociedad Americana de Periodistas Profesionales recomendo "evitar usar combinaciones de palabras tales como "terrorista islamico" o "extremista musulman" y sugiere definir la jihad como el deseo "por ejercer uno mismo por el bien del Islam y para mejorarse a uno mismo."[65] El efecto de tales directivas es arruinar el debate publico de la amenaza jihadista. Temerosos de reforzar el estereotipo del "terrorista musulman", los periodistas a menudo minimizan el componente religioso de las acciones violentas por parte de los musulmanes e ignoran las pruebas del adoctrinamiento islamista. Esto fue especialmente evidente despues de la masacre de Fort Hood. "Yo me estremezco porque el es un musulman... Pienso que probablemente es solo un caso de locura" dijo Evan Thomas de Newsweek sobre Hasan.[66] Joe Klein de la revista Time denuncio intentos por argumentar que la masacre "fue en cierta forma una consecuencia directa de sus creencias islamicas."[67] En las palabras de Warren Richey, un escritor del equipo de Christian Science Monitor, la "unica conexion aparente entre Abdo y Hasan es que ellos son ambos americanos musulmanes que sirvieron en el ejercito americano."[68] Esta actitud hace mas desafiante identificar los casos. Tales comentarios exhiben un fuerte subtexto de ilusion. Nadie quiere creer que algun musulman cuerdo sirviendo en el ejercito americano fue radicalizado a traves de la socializacion online con al-Qaeda para que masacren a sus camaradas. Muchos se niegan a aceptar que "un verdadero americano, [que] juega football, ayuda a su abuela y corta el pasto de sus vecinos," como fue descripto Bledsoe por su abogado,[69] podria radicalizarse al punto de asesinar a miembros del ejercito americano sin estar loco. La aplicacion de la ley, obstaculizada por las malas politicas y miedo de perfilar, supone (o al menos sostiene) que la religion es incidental al crimen. Como explica un agente del FBI de Seattle, "la ideologia es menos importante que la accion... no importa si es identidad cristiana o Islam radical. Nosotros tenemos que enfocarnos sobre estos muchachos que estan cometiendo crimenes."[70] Por supuesto, los extremistas cristianos no estan llevando a cabo ataques terroristas alrededor del mundo. A pesar de las preocupaciones acerca de la violencia anti-aborto por parte de fundamentalistas cristianos en los Estados Unidos, tales ataques contaron por solo nueve muertos desde 1970 (todos los perpetradores fueron condenados; ninguno declaro culpa).[71] En contraste, es estimado que 51319 personas han muerto a manos de terroristas islamicos en los ultimos siete años y medio unicamente, y mas de 84323 han sido heridos.[72] Desafortunadamente, a los jurados no se les pide considerar si el comportamiento que ellos estan evaluando se ajusta a un patron exhibido por miles de otros en la misma comunidad mundialmente. Solo cuando el jihadista es un miembro de un conocido grupo terrorista sera reconocida esta comunalidad y la defensa por locura sera rechazada debido a que espercibida como un acto hostil, politico en vez de una expresion de creencia religiosa. Sea que derive de ignorancia, correccion politica o ilusiones, estas percepciones erroneas borran en forma efectiva un elemento critico de la investigacion y sancion del delito- la motivacion. Si la aplicacion de la ley tiene intencion de ignorar la motivacion, las cosas en comun, y las caracteristicas compartidas de los ataques jihadistas, no puede posiblemente esperar evitarlas. Si los jurados no son informados de tales cosas, ellos no pueden impartir justicia imparcial. Conclusion Michael Leiter, director del Centro Nacional de Contraterrorismo, ha lamentado la propaganda de al-Qaeda "diseñada para inspirar a individuos afines para llevar a cabo ataques en sus patrias,"[73] pero esto ruega la pregunta de lo que los hizo "afines" en primer lugar. La vasta mayoria de los que responden este llamado no estan locos; ellos estan radicalizados. Melvin Bledsoe echo gran cantidad de luz sobre el adoctrinamiento de su hijo Carlos en reciente testimonio ante el Comite de Seguridad Interna de la Casa.[74] Carlos se convirtio al Islam y cambio su nombre despues de salir de la universidad en Nashville (dificilmente un semillero de terrorismo) y frecuentaba mezquitas locales en el otoño del 2003. En las visitas a casa, el intento convertir a miembros de su familia, incluso derribando una foto de Martin Luther King de la pared. En el año 2005, su familia lo visito, solo para darse cuenta que el habia dejado la universidad y perdio a su perro en los bosques, afirmando que el animal era considerado impuro bajo la ley islamica.[75] Bledsoe culpo por la radicalizacion de su hijo a los grupos musulmanes en Nashville que lo convirtieron y facilitaron su viaje al exterior, tanto como a la cultura de correccion politica que permite a los islamistas organizarse libremente en tanto ellos se atengan a la ley. "El temor de pisar los dedos del pie de una minoria especial de la poblacion, aun cuando un segmento de esa poblacion quiere acabar con America y todo aquello que defendemos,"[76] es lo que radicalizo a Carlos, atestiguo el. Es el miedo que maneja las campañas erradas de los medios de comunicacion y los politicos por racionalizar los actos jihadistas como nacidos de la locura. Los esfuerzos denodados de los elaboradores de politica americanos por negar que el Islam radical es un motor de violencia jihadista han servido solo para comprometer el derecho del pueblo americano a la minuciosa investigacion y vigorosa persecusion de los que amenazan su seguridad. Mientras los planes terroristas locales continuan proliferando en los años por venir, la policia debe ser entrenada para reconocer las señales de radicalizacion jihadista e informar libremente sus conclusiones al publico mientras que los fiscales no deben abstenerse de poner en juicio los sistemas de creencias que alimentan la violencia. La definicion legal de locura debe ser cambiada para excluir mas explicitamente a los que son adoctrinados para creer que Di-s quiere que ellos asesinen a hombres, mujeres y niños inocentes. Teri Blumenfeld es investigador del Middle East Forum y del Departamento de Justicia para juicios por recaudacion de fondos para terroristas. [1] "Statistics on Unsealed International Terrorism and Terrorism-Related Convictions," Departmento de Justicia americano, Washington, D.C., enero 5, 2012. [2] "Islamists Dominate DOJ's List of Terror Prosecutions," Investigative Project News, Mar. 9, 2011. [3] The New York Times, Oct. 10, 2011. [4] "In the Name of Allah," TheReligionofPeace.com, enero 5, 2012. [5] Daniel Pipes, "Counting Islamists," DanielPipes.org; Oct. 8, 2008; Arutz Sheva (Beit El y Petah Tikva), Sept. 12, 2011; al-Arabiya (Dubai), Sept. 12, 2011. [6] Mark Juergensmeyer, Terror in the Mind of God: The Global Rise of Religious Violence (Berkeley: University of California Press, 1999), cap. 1. [7] The Christian Science Monitor (Boston), Oct. 19, 2010. [8] WTOP FM (Washington, D.C.), Julio 25, 2011. [9] ABC News, Julio 29, 2011. [10] Fox News, Agosto 2, 2011. [11] FBI news release, Departamento de Justicia americano, Washington, D.C., Feb. 24, 2011; Fox News, Feb. 25, 2011. [12] ABC News, Sept. 29, 2011. [13] Oakland (Calif.) Tribune, Sept. 1, 2006. [14] The Plain Dealer (Cleveland), Dic. 5, 2008. [15] YNet News (Tel Aviv), Mar. 6, 2009. [16] The Orange County Register (Santa Ana), Ago. 17, 2009. [17] State v. Nadim Haque, Maine Supreme Judicial Court, Portland, Feb. 16, 1999. [18] Codigo de EEUU - Titulo 18: Crimenes y Procedimiento Penal, Sec. 17. Insanity Defense. [19] "Biography: John Hinckley, Jr.," American Experience, Public Broadcasting Service, enero 10, 2012. [20] "John Hinckley at St. Elizabeth Hospital: Still Seeking His Freedom," University of Missouri-Kansas City School of Law, enero 10, 2012. [21] Dusky v. United States, 362 U.S. 402, United States Court of Appeals for the Eighth Circuit, St. Louis, no. 504, misc., Abr. 18, 1960. [22] Ralph Slovenko, Psychiatry in Law/Law in Psychiatry (London: Routledge, 2009), p. 191; "Terrorism Trials and the Constitutionality of the Religious Insanity Defense," Prawfsblawg blog (Fla.), enero 6, 2010. [23] Morris B. Hoffman and Stephen J. Morse, "The Insanity Defense Goes Back on Trial," The New York Times, julio 30, 2006. [24] "Insanity Defense FAQs," Frontline, Public Broadcasting Service, accessed enero 5, 2011. [25] CNN, Abr. 14, 2006. [26] "In the Name of Allah," TheReligionofPeace.com, enero 5, 2012. [27] The New York Post, Oct. 6, 2010. [28] Le Journal de Montréal, Junio 14, 2007; "Montreal Muslim Who Killed His Ex-Muslim Brother: All Those Who Are Not Muslims Are Satan," Jihad Watch, trans., Junio 14, 2007. [29] "Minneapolis Carjacker Mentally Ill, Suffers from Depression and Hasn't Being Taking His Medication," Jihad Watch, Feb. 1, 2007. [30] Daniel Pipes, "More Incidents of Denying Islamist Terrorism," DanielPipes.org, actualizado agosto 7, 2009. [31] The Times Picayune (New Orleans), May 20, 2005. [32] Local London, Apr. 8, 2005; Air Force Times, Mayo 20, 2005; Free Republic (Fresno), Julio 11, 2005; CBS News, Feb. 11, 2009. [33] "Insanity Defense FAQs," Public Broadcasting Service, enero 16, 2012. [34] The Guardian (London), Sept. 18, 2002. [35] The Plain Dealer (Cleveland), Dic. 3, 2003. [36] The San Francisco Chronicle, Ago. 1, 2008. [37] Associated Press, Mayo 23, 2002. [38] The Times Picayune, Mayo 20, 2005. [39] The Buffalo News, Sept. 19, 2009, Ago. 13, 2010. [40] The New York Times, Julio 20, 2011. [41] Medscape News, Nov. 5, 2010. [42] Agence France-Presse, Mar. 9, 2009. [43] YNet News (Tel Aviv), enero 5, 2010. [44] The Jerusalem Post, enero 21, 2010; Mark Steyn, "Needing to wake up, West just closes its eyes," The Chicago Sun-Times, Feb. 26, 2006. [45] "Failed Dallas Bomber Is Latest in a Long Line of Jihadists Claiming Mental Illness While on Trial," Jihad Watch, Oct. 20, 2010. [46] Anes Alic, "Investigation into Backgrounds of Bosnians Involved in Vienna Plot," Terrorism Focus (Jamestown Foundation, Washington, D.C.), Oct. 12, 2007. [47] "Vienna Court Sees No Terrorism Plot against U.S. Embassy," U.S. Embassy, Vienna, Apr. 9, 2008, released by Wikileaks, Ago. 30, 2011. [48] Ibid. [49] Xtra! (Vancouver), Nov. 19, 2009. [50] The Arizona Republic (Phoenix), Oct. 24, 2006. [51] The News and Observer (Raleigh), Mar. 16, 2006. [52] Ibid., Mar. 6, 2007. [53] The Huffington Post (New York), Julio 25, 2011. [54] The New York Times, enero 22, 2010. [55] Associated Press, Julio 22, 2011. [56] The New York Times, enero 22, 2010. [57] "Crazy for Jihad," The Washington Times, Dic. 17, 2009. [58] Ibid. [59] United Press International, Dic. 16, 2009. [60] First Amendment, U.S. Constitution. [61] "Empowering Local Partners to Prevent Violent Extremism in the United States," White House, Washington D.C., Ago. 2011. [62] Der Spiegel (Hamburg), Mar. 16, 2009. [63] Stuart Gottlieb, "War on Terror: Obama Softened the Language But Hardened Muslim Hearts," The Christian Science Monitor, Oct. 14, 2010. [64] Eric Holder, testimony before the U.S. House Judiciary Committee, Washington, D.C., Mayo 13, 2010. [65] "Guidelines for Countering Racial, Ethnic and Religious Profiling," Society of Professional Journalists, Indianapolis, Oct. 6, 2001. [66] Charles Krauthammer, "Medicalizing Mass Murder," The Washington Post, Nov. 13, 2009. [67] Joe Klein, "Bigoted Religious Extremists," Time Magazine, Nov. 7, 2009. [68] The Christian Science Monitor, Julio 29, 2011. [69] CNN, Junio 5, 2009. [70] The Seattle Times, Junio 25, 2011. [71] Associated Press, Mayo 31, 2009; Global Terrorism Database, University of Maryland, College Park, Md., enero 16, 2012. [72] Total numbers obtained from Worldwide Incidents Tracking System (WITS), National Counterterrorism Center, Washington, D.C., for the period Jan. 1, 2004-Sept. 30, 2011, enero 16, 2012; "Islamic Terror on American Soil," TheReligionofPeace.com, enero 7, 2012. [73] Dan Lungren, "A Matter of Congressional Oversight," U.S. House, Washington, D.C., Mar. 10, 2011. [74] Melvin Bledsoe, testimonio ante el Comite de Seguridad Interna, Casa de Representantes EEUU, Washington, D.C., Mar. 10, 2011. [75] Ibid. [76] The New York Daily News, Mar. 13, 2011.