viernes, 11 de mayo de 2012

UN NUEVO INFORME DE LA IGLESIA UNIDA MUESTRA COMO LOS ABORRECEDORES DE ISRAEL HAN PERDIDO EL ARGUMENTO

Fuente: National Post- Traducido por Marcela Lubczanski especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba por Jonathan Kay 1º de mayo del 2012 De acuerdo con un nuevo informe de la Iglesia Unida de Canada, “el significado mas profundo del Holocausto fue la negacion de dignidad humana a los judios.” Oh, realmente? De hecho, yo diria que el “significado mas profundo del Holocausto” fue la masacre de seis millones de seres humanos. Ser desnudado y revisado por la policia sin una buena razon es una infraccion a la "dignidad" de uno. Ser arrojado dentro de una camara de gas es un poco mas serio. Yo estoy suponiendo que los ultimos pensamientos de las victimas de Auschwitz, mientras salian gritos silenciosos de sus gargantas, no fueron "Oh mi Di-s, pero esto es indigno." Entonces por que esa eleccion de la frase — “dignidad humana” — en la primera pagina del "Informe del Grupo de Trabajo sobre Politica Israel/Palestina" de la Iglesia Unida? La respuesta se vuelve obvia en el mismisimo parrafo siguiente: “El grupo de trabajo esta tambien al tanto que la Ocupacion ha significado una perdida de dignidad para el pueblo palestino" — incluyendo “la negacion de la legitimidad de la experiencia palestina.” Ven como ellos hicieron eso? Ven como funciona esa palabra "dignidad" magicamente extensiva y abarcadora? El Holocausto daño la "dignidad humana." Asi lo hace el desarraigo de olivos palestinos. Asi lo hace un experto que no considera la "experiencia palestina." Por que, es todo parte de la "misma lucha." (A proposito, el mismo truco funciona con "justicia social" — lo cual es el motivo por el cual ustedes ven ese arrojado alrededor de una cantidad a traves de tipos de estudios de paz de Medio Oriente tambien). La lastima es que la esencia del informe de la Iglesia Unida, el cual fue publicado el martes, no es especialmente radical. Si, repite la calumnia que los cristianos "estan dejando Palestina debido a la ocupacion israeli, no debido al conflicto con los palestinos musulmanes” (uno se pregunta si la temida Ocupacion Israeli tiene que ser igualmente culpada por el exodo masivo aun mayor de los cristianos de Libano, Egipto e Irak). Pero tambien declara claramente que cuestionar la "legitimidad" de Israel y su "derecho a existir" es inaceptable. Esa es una proposicion que la mayoria de nosotros encuentra obvia, pero que es una controversia viva en los circulos de ONGs izquierdistas donde viajan los tipos de Iglesia Unida. El informe tambien declara en forma sensible que “Es imposible exagerar las amenazas para la existencia de Israel,” incluyendo las amenazas iranies. Los autores desalientan el uso del termino “aparteid” — ya que “calla la conversacion,” y se oponen a las iniciativas radicales del BDS (boicot, desinversion y sanciones) que apuntan a toda la economia israeli. En cambio, ellos piden por "acciones economicas enfocadas dirigidas a los productos producidos en los asentamientos." (Esto no complacera a los partidarios de Israel, por supuesto. Pero tengan en cuenta que los activistas han estado pidiendo por este tipo de boicot durante años, y tales campañas nunca han causado tanto como un punto luminoso en el radar economico de Israel.) Quizas el aspecto mas notable del informe de la Iglesia Unida es su tono extraordinariamente defensivo. Como la argucia mencionada mas arriba que involucra el termino "dignidad humana", mucho del informe parece destinado a justificar la propia continua obsesion del autor con Israel, y a repeler a los muchos criticos que acusan a la Iglesia de monomania anti-sionista. Una parte del informe, por ejemplo, encara “cuestiones acerca de por que Israel es actualmente el unico pais en el mundo que es desafiado por un boicot mundial." Las respuestas suministradas son completamente inadecuadas: Uno se queda preguntando, por ejemplo, por que a los funcionarios de Iglesia Unida parece importarles mas acerca de Israel que de Sudan y Nigeria, donde pogroms anti-cristianos reales y asesinosos son un hecho normal. Pero el mero hecho que la Iglesia se sienta obligada a encarar estas preguntas obvias es buena noticia, ya que va contra la sabiduria prevaleciente (en los circulos conservadores) que las elites se estan volviendo mas y mas ciegamente hostiles al estado judio. De hecho el fenomeno opuesto ha sido obvio durante años en Canada. Como la Iglesia Unida, las unines de servicio publico y grupos academicos canadienses que apuntan a Israel han sido duramente criticados — a menudo por sus propios miembros. Maricones Contra el Aparteid Israeli, un pequeño pero ruidoso grupo que una vez insistio en marchar en el desfile anual de Orgullo Gay, fue forzado a retirarse. En los campus universitarios, la Semana de Aparteid Israeli recientemente ha probado algo de fracaso — cuando activistas estudiantiles izquierdistas se pasaron a otras causas, tales como la Primavera Arabe y, mas cerca de casa, la lucha contra Stephen Harper. Si, el Globe & Mail y el Toronto Star aun exponen ocasionales articulos anti-Israel de ex embajadores ante la ONU y cosas por el estilo. Pero su corazon ya no esta mas en eso. Incluso la CBC, una vez la pesadilla de los defensores de Israel, ahora expone (en gran parte) cobertura equilibrada sobre el tema. La critica mordaz de Israel que una vez fue expuesta normalmente en estos medios es ahora relegada al nicho de sitios web tales como rabble.ca, y a pequeños grupos marginales tales como Voces Judias Independientes. Como muestra el informe de Iglesia Unida, los principales criticos de Israel ya no estan dispuestos a hacer causa comun con tales radicales — lo cual es el motivo por el cual el movimiento ahora ha descendido en el cisma. La batalla por el equilibrio sobre la cuestion israeli fue ganada a nivel parlamentario, gracias al gobierno de Stephen Harper — pero tambien a traves de organizaciones de base: a traves de incontables blogueros, periodistas, activistas y rabinos presentando duras cuestiones a los criticos de Israel. (Para una muestra, vean esta gran entrevista del 2011 en el National Post con un expresivo pastor de Iglesia Unida, en la cual el periodista Charles Lewis simplemente no permitio al pastor salirse con la suya con respuestas evasivas sobre la cuestion de singularizar a Israel para el boicot.) El informe de Iglesia Unida de esta semana, sin importar la naturaleza objetable de algunas de sus recomendaciones, da una buena oportunidad para que los defensores de Israel tomen nota de cuan profundamente ellos han cambiado los terminos del debate. Jonathan Kay es Jefe de Redaccion para Comentarios en el National Post.