miércoles, 11 de abril de 2012

A PROPOSITO DEL ATENTADO A LA ESCUELA DE TOULOUSE

A PROPOSITO DEL ATENTADO A LA ESCUELA DE TOULOUSE



Laura Kulfas escribe en un mail:
“El 2 de febrero recibí este correo de un amigo en Nueva York. Uno de
sus amigos está viviendo en Francia y le envió esto con el pedido de
que Andy lo distribuyera entre sus amigos americanos.
Andy lo prologa así:
‘Una vez más, las noticias reales en Francia no están siendo tan
convenientemente informadas como deberían.. Para darles una idea de lo
que está pasando en Francia donde ahora hay entre 5 y 6 millones de
musulmanes y alrededor de 600.000 judíos, aquí va un e-mail
proveniente de un judío que vive en Francia.’
Por favor léanlo!!”

“¿Es que el mundo no dirá nada —otra vez—como lo hizo
en la época de Hitler?”
“SOY UN JUDIO, por lo tanto, estoy enviando esto a cada uno de los
contactos de mi lista.. No me sentaré y no haré nada.” En ninguna
parte las llamas de antisemitismo se han encendido más furiosamente
que en Francia:
en Lyon un auto fue estrellado contra una sinagoga y se incendió.
En Montpellier, un centro religioso judío fue bombardeado; también lo
fueron sinagogas en Strasbourg y Marsella; también un colegio judío en
Creteil —todos recientemente.
Un club deportivo judío en Toulouse fue atacado con cocktails Molotov,
y en la estatua de Alfred Dreyfus en París, se pintaron las palabras
“judío mugriento”.

En Bondy, 15 hombres golpearon a miembros de un equipo de fútbol local
judío con palos y barras de metal.

En los últimos 14 meses el ómnibus que transporta niños judíos a la
escuela en Aubervilliers ha sido atacado tres veces.
“De acuerdo con la información suministrada por la policía,
la metrópoli de París ha visto entre 10 y 12 incidentes
anti judíos POR DIA en los pasados 30 días.

En los vecindarios judíos las paredes han sido pintadas con slogans
proclamando “Los judíos a las cámaras de gas”, y “Muerte a los
judíos.”

Un pistolero abrió fuego contra una carnicería kosher (y, por
supuesto, contra el carnicero) en Toulouse, Francia;
una pareja judía de unos 20 años fue golpeada por cinco hombres en
Villeurbanne, Francia. La mujer estaba embarazada; una escuela judía
fue destruída por vándalos en Sarcelles, Francia.

Esto pasó sólo en la pasada semana.“De modo que hago un llamamiento,
sea usted un judío, un amigo, o meramente una persona con la capacidad
y el deseo de distinguir decencia de depravación, para hacer, al
menos, estas tres simples cosas:

--Primero, preocúpese por estar informado. No se permita nunca
engañarse pensando que esta no es su lucha. Le recuerdo lo que el
Pastor Meimoller dijo en la II Guerra Mundial:
“Primero vinieron por los comunistas, y yo no hablé,
porque no era un comunista. Luego vinieron por los judíos,
y no hablé, porque yo no era un judío. Después vinieron
por los católicos, y no hablé, porque yo era un protestante. Luego
vinieron por mí, pero en ese momento no había quedado nadie que
hablase por mí.”

--Segundo, boicotee a Francia y a sus productos. Solamente
los países árabes son más tóxicamente antisemitas y, al
revés que ellos, Francia exporta más que solo petróleo y
odio. Entonces boicoteen sus vinos y sus perfumes. Boicoteen sus
ropas y sus comidas. Boicoteen sus películas. Definitivamente
boicoteen sus orillas. Si somos decididos
podemos ejercer una presión sorprendente, sea lo que sea
que conozcamos sobre los franceses, lo que más sabemos es que son
como una telaraña en un huracán frente a una
presión bien dirigida.
--Tercero, envíe esto a su familia, sus amigos y sus compañeros de
trabajo. Piense en todas las personas de buena conciencia que conoce y
hágales saber que usted y la gente que usted quiere necesitan su
ayuda.


Por favor reenvíe esto, no permita que la historia se repita, gracias
por su tiempo y consideración.

Brenda H. Mitchell

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.