lunes, 11 de octubre de 2010

COMIENZA 'ASAMBLEA ESPECIAL PARA MEDIO ORIENTE' DEL VATICANO



CIUDAD DEL VATICANO - Un Sinodo de Obispos del Vaticano sin precedentes- una "Asamblea Especial para Oriente Medio" - se llevará a cabo en la Ciudad del Vaticano del 10 de octubre al 24.
Ciento setenta y dos obispos católicos de países islámicos, 14 oficiales de la Curia Romana, 14 cristianos no católicos y 30 expertos del mundo académico pasaran dos semanas discutiendo el futuro de las comunidades católicas en Oriente Medio.
"Las razones urgentes para esta reunión son que los cristianos huyen de Oriente Medio, y el islamismo extremista está invadiendo la zona. Tenemos que encontrar un diálogo con los musulmanes, y la unidad entre los cristianos", dijo Monseñor Shlemon Warduni, obispo auxiliar del Patriarcado de Babilonia, Iraq de la Iglesia Catolica Caldea.
Por lo general, la Iglesia Católica apunta al conflicto palestino-israelí como el factor detrás de todos los disturbios en el Oriente Medio, negándose a denunciar la represión de la vida cristiana en los países musulmanes, por temor a represalias. Las cosas están cambiando.
Según Mordechay Lewy, embajador de Israel ante la Santa Sede, el lamento a menudo repetido que los cristianos están huyendo de la Tierra Santa es engañoso. El término "Tierra Santa" abarca Turquía, Egipto e Irak, además de Israel, Jordania y la Autoridad Palestina, dijo. "Por lo tanto, hablar de la persecución o la emigración de los cristianos de Tierra Santa está haciendo una injusticia a Israel y Jordania, como aquellos paises en los que nunca ocurrieron esos hechos. La presencia de los cristianos en Israel y en Jerusalén no sólo se ha mantenido estable desde 1967, sino que está aumentando en términos reales ", dijo Lewy.
Los católicos son una minoria pequeña perseguida en el Medio Oriente. El asesinato reciente en Turquía de un sacerdote italiano, monseñor Luigi Padovese, por parte de su chofer, cuatro años después del asesinato de otro sacerdote católico, el padre Andrea Santoro, son sólo los ejemplos más sensacionales de una interminable serie de asesinatos esporádicos y violaciónes constantes de los derechos civiles de los cristianos en Turquía, Siria, Irán, Líbano, Palestina e Irak.
En Irak, por ejemplo, la población cristiana ha disminuido de 1,4 millones en 1987 a menos de 400.000 en la actualidad.
El documento de trabajo (Instrumentum laboris) del Sínodo, "La Iglesia Católica en Oriente Medio: comunión y testimonio", fue producido a partir de una avalancha de respuestas alarmantes a un cuestionario sobre la base de un esquema anterior (Lineamenta).
Las respuestas provinieron de los Sínodos de Obispos de las Iglesias orientales, las Conferencias Episcopales, los Dicasterios de la Curia Romana, y la Unión de Superiores Generales-, así como de muchas personas individuales y grupos eclesiasticos.
El documento resultante expresa claramente su preocupación por el aumento del "Islam político ...
una amenaza para todos, cristianos, judios y musulmanes "y la consiguiente" mentalidad de gueto "de los cristianos que" se aíslan por temor de los demás."
El objetivo oficial es fortalecer la identidad cristiana y promover el ecumenismo en los países musulmanes. La sección del documento de trabajo sobre "Las relaciones de los catolicos con los musulmanes", afirma que "es difícil, principalmente porque los musulmanes no hacen distinción entre religión y política, relegando así a los cristianos a posiciones precarias de ser considerados no-ciudadanos a pesar que eran ciudadanos de estos países mucho antes del surgimiento del Islam. "
Un objetivo fundamental es adquirir "libertad religiosa" - a ser entendida como la libertad de culto y no, como se advierte, "la libertad de conciencia, definida como la libertad de creer o no creer, practicar su religión abiertamente, ya sea privada o pública, o cambiar de religión por otra. "
Instituir "la educación en derechos humanos", dice el documento, es necesaria para la consecución de estos derechos.
Como un tributo a las dos religiones no cristianas principales en Oriente Medio, el Papa Benedicto XVI y los asistentes al Sínodo escucharan los discursos de apertura por parte de tres autoridades: El 13 de octubre, el rabino David Rosen, asesor del Rabinato Jefe de Israel y director de asuntos interreligiosos del Comité Judío Americano, hablará, y el 14 de octubre, tanto el Gran Mufti de Beirut, Mohammed al-Sammak, un sunita, como el ayatolá Sayed Mostafa Muhagag Ahmadabadi, profesor de ley islámica en la Universidad de Teherán y un chiíta, hablaran.
Rosen dijo que se ocupará de cuatro puntos: "1.El contexto sociológico, cultural y político en el que las comunidades cristianas funcionan en la Tierra Santa e interactuan con la Juderia contra el contexto de profundos cambios recientes en las relaciones judeo-cristianas, 2. Los avances y dificultades en esta relación, 3. Importantes diferencias en la situación de las comunidades cristianas en Israel y aquellas consideradas parte de un sistema de gobierno palestino en el armado, y 4. Cambios significativos recientes en las percepciones del Cristianismo en Israel y el papel del liderazgo cristiano en la vida interreligiosa y su potencial para el establecimiento de la paz en la región."
Directrices para relacionarse con los judios y el Judaísmo están contenidas en el parrafo 10 de la seccion sobre "Relaciones con el Judaismo" del documento de trabajo, tanto con connotaciones teológicas como políticas.
Teológicamente, la era posterior al Concilio Vaticano II, de respeto por el valor intrínseco de la Biblia judía parece haber desaparecido, eclipsado por la idea central cristológica "historia de la salvación" de este Sínodo, que define al Antiguo Testamento, principalmente en su función de "prefiguración" de el Nuevo Testamento - tristemente reminiscente de la teología supracesionista del pasado que efectivamente deslegitimizo al Judaísmo.
Según el documento de trabajo del Sínodo, el anti-sionismo debe ser desterrado como "ajeno a todo discurso eclesiastico", porque aunque no anti-semita, es puramente político.
Por otra parte, el anti-semitismo católico, dijeron los respondentes del cuestionario, ya no existe.
A las comunidades católicas se las insta a entablar un diálogo con los judios en un espíritu de reconciliación. Este diálogo es "esencial", aunque "a veces no exento de obstáculos."
Un obstáculo es que "algunos versículos bíblicos pueden ser interpretados de acuerdo a una 'cultura de la violencia'". El 19 de octubre, Monseñor Michel Sabbah, de 77 años, quien fue el arzobispo y patriarca latino de Jerusalén desde 1987 hasta 2008, presentará "Kairos Palestina", un mordaz documento principalmente protestante anti-Israel firmado por varios representantes cristianos de Medio Oriente que definen "la ocupación israelí", como un "pecado contra Dios y la humanidad" (levantando esta frase de la definicion de antisemitismo de Juan Pablo II). El documento pide tanto por el amor, como por "la resistencia no violenta a través de la desinversión".
Fuente: The Jerusalem Post

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.