jueves, 21 de octubre de 2010

Educación expedienta al director de un colegio por incitar al antisemitismo

La Conselleria de Educación ha abierto un expediente administrativo al director del colegio público El Castell, de Almoines, al considerar que incitó a sus alumnos al antisemitismo. Los hechos se remontan al pasado mes de febrero, cuando desde el centro que dirige el ahora expedientado se enviaron a la Embajada de Israel en España una serie de postales elaboradas por los escolares de 4.º de Primaria que fueron consideradas «ofensivas y vergonzosas» por el embajador.
En los escritos se pueden leer frases como «señor embajador, tendrías que pensar un poco (mucho) en los demás y no matar a mayores y a pequeños; no sé cómo no te da pena matar a los bebés» o «señor embajador, ¿por qué matas?», «...¿no te dan pena los bebés y los niños? A mí sí que me dan pena. Queremos que pare la guerra, por favor».
La Conselleria, que desconocía que en ese centro se hubiera llevado a cabo una actividad de ese tipo, abrió una investigación inmediatamente después de recibir una misiva en la que la legación diplomática expresaba su disconformidad y pedía explicaciones.
En marzo, el director reconoció a la Inspección Educativa que las postales se habían enviado desde el propio centro y que él era perfectamente conocedor de ese envío y de su contenido pues fue uno de los profesores que coordinó la actividad.
El envío en cuestión se realizó en un sobre con membrete del colegio y contenía los escritos de todos los alumnos, en los que aparecían, incluso, los nombres de los menores. El director reconoció que fue él mismo quien selló los escritos para evitar el trámite de poner el remitente en la postal.
También explicó al inspector que la realización de la actividad se aprobó el 28 de enero en una reunión de ciclo -y como parte de la celebración del día de la paz- después de haber consultado la página web de Amnistía Internacional.
Allí se proponía elaborar postales por la paz y, en concreto, con la intención de reclamar el fin del conflicto árabe-israelí. Al director se le requirió el acta del ciclo pero alegó que no estaba impresa, pero sí redactada, aunque finalmente no la presentó al inspector.
Respecto a si los padres eran conocedores de ese envío y que sus hijos se habían identificado en las postales, su respuesta fue que se enteraron por los medios de comunicación, cuando los hechos se convirtieron en noticia.
El ahora expedientado admitió que cuando programaron la actividad no eran conscientes de la repercusión que iba a tener y quiso dejar constancia de que los alumnos escribieron lo que pensaban pues la única instrucción que recibieron fue que reflejaran sus ideas.
A partir de ellas, expuso, el profesorado propuso «el pensamiento crítico y la reflexión» e insistió en que el mensaje de los escritos no había estado dirigido en ningún momento por el centro y que antes no se hizo ninguna charla previa.
Los chavales escribieron cosas como esta: «Señor embajador, no me gustan las guerras, deja en paz a los palestinos, iros a la Antártida a vivir o partir las tierras en dos (la vuestra más pequeña y sin playa). Hazlo por ellos y por vosotros. Y por todos».
Ministerio fiscal
En otra de las postales se puede leer: «¿El dinero qué hace? Nada, sólo dinero, dinero, al final te controla; así que deja a los de Gaza en paz». Y en otra: «Señor embajador, le voy a ser simple: a la porra la guerra, igual que Israel y que vayan a casa con su dinero y agresividad, donde las flores tocan la tierra y no el asfalto, ¡que los dejen vivir!».
En otro de los textos enviados a la embajada israelí desde el centro quedó escrito: «Señor embajador, tengo una idea para usted: partir el terreno en horizontal y tienes que pensar en los otros» o «sólo te pido que no hagas guerras porque son muy malas. Sólo te pido que tengas un poco de respeto para la paz».
Por todo ello, en junio, para dilucidar las responsabilidades administrativas, se abrió al director un expediente, que quedó paralizado mientras el ministerio fiscal, al que se dio cuenta de los hechos, decidía si había o no responsabilidad penal.
Ahora la Fiscalía ha comunicado al departamento que dirige Font de Mora que no ve indicios de delito por lo que el expediente administrativo al director del centro sigue adelante.
Fuente: Las Provincias- España

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.