martes, 15 de junio de 2010

: El Chavismo se Enfrenta con el Mercado

JUNE 7, 2010


By MARY ANASTASIA O'GRADY

San Antonio-Ureña,
Venezuela
Este es el cruce mas atareado a lo largo de la frontera de 1,375 millas venezolano-colombiana. Es tambien el mejor lugar para observar lo que sucede cuando las alturas dominantes de la revolucion bolivariana de Hugo Chávez chocan con la vida real—o sea, la economia de mercado.
Crimen—secuestro, robos y extorsion—es un gran riesgo para los viajeros aqui y asi esta tratando la Guardia Nacional del Sr. Chávez, la que es notoriamente corrupta. Tiene cientos de puestos de control en autopista a traves del pais y cada venezolano con quien hablo esta incomodo respecto a su arbitrario poder. Pero yo he llegado a ver como los venezolanos pueden obtener por debajo de los controles de precio y capital, la lenta sofocacion del sector privado, una tasa de crimenes altisima y una variedad de escaseces. Yo tambien quiero entender mejor como la gente en las provincias se siente respecto a su gobierno.
Ironicamente, una forma bizarra de economia de mercado puede estar teniendo un rol clave en la supervivencia del Sr. Chavez. Venezuela importa casi todo lo que consume, y Colombia ha sido por mucho uno de sus mayores proveedores. Pero en una ida a pique el año pasado, cuando Colombia acepto permitir a los EEUU utilizar sus bases aereas para vigilancia de drogas, el Sr. Chávez anuncio que el restringiria el comercio con su vecino.
A las importaciones de alimentos ahora les son negados los permisos del departamento de salud, y los permisos de importacion que expiran para algunos otros bienes no estan siendo renovados. El Sr. Chavez dice que el pais puede obtener lo que necesita de aliados como Brasil, Argentina y Nicaragua.
Aun hay una larga fila de camiones esperando ingresar a Venezuela. Una explicacion parcial es que algunos de estos camiones estan llevando bienes producidos fuera de Colombia. Los puertos venezolanos se han deteriorado tanto con el gobierno del Sr. Chávez que los importadores estan cada vez mas descargando en puertos colombianos y utilizando el transporte por tierra hasta los destinos finales venezolanos. Esta teoria es apoyada por un reciente informe en el diario colombiano El Tiempo que decia que 50000 toneladas de comida se habian echado a perder en el norteño Puerto Cabello de Venezuela debido al mal manejo del gobierno.
Pero aun si el comercio legal entre Colombia y Venezuela esta bajo, el espiritu animal buscando intercambio mutualmente benefico no se ha extinguido. Tomemos el mercado de la nafta. Antes de cruzar a Venezuela, yo pase un dia en la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta donde observe cantidad de emprendedores—vestidos en remeras, shorts y ojotas, parados en el sol caliente o bajo cabinas improvisadas- vendiendo petroleo venezolano de contrabando desde cinco galones contenedores plasticos a lo largo del camino.
Cinco galones de petroleo en Venezuela cuestan aproximadamente u$s 25 centavos. En Colombia un conductor paga por encima de u$s20 por cinco galones. No es dificil marcar la oportunidad de beneficio que la nafta subsidiada de Venezuela ofrece, con, por supuesto, alguna ayuda de los venezolanos. En marzo de 2008 el periodico mexicano La Crónica de Hoy cito un estudio del ministerio de energia y petroleo venezolano afirmando que estaba perdiendo 30000 barriles de nafta diarios ($1.5 million) debido al contrabando a Colombia.
Es rumor comun entre los venezolanos aqui que este negocio lucrativo pertenece a la Guardia Nacional, que controla la frontera. Yo no puedo ofrecer ninguna prueba de esta afirmacion, pero no es inusual que los gobiernos autoritarios compren la lealtad de las tropas concediendo a los militares valiosas franquicias de negocios. Iran y China hacen eso. Que deliciosa ironia seria si la guerra del Sr. Chavez contra la empresa privada hiciera una excepcion: los soldados que lo mantienen en el poder.
Este es un paraiso de los traficantes de droga y los beneficios tienen que ser lavados. En Cúcuta hay muchas casas y departamentos que son extravagantemente incongruentes con la economia formal. Me acuerdo de aquel comentario en broma acerca de como la guerra contra las drogas es el mas exitoso proyecto de desarrollo de los EEUU.
El suministro de divisas es tambien un negocio caliente, ahora que el Sr. Chávez ha decretado que solo el gobierno puede proveer dolares y cualquier comercio paralelo por parte del sector privado es ilegal. Como un importador que conoci en el aeropuerto El Vigia me explico, los dolares necesarios para los negocios en este pais son contrabandeados a traves de la frontera colombiana.
Los pobres tienen una epoca especialmente dura manteniendose a flote. Una casa local, que yo visito aqui, como tantas, es un trabajo en progreso, con habitaciones no terminadas y cortinas por puertas. Pero incluso mi humilde anfitrion- que dice que el voto por el Sr. Chavez una vez en 1998- tiene un generador. Sin el la comida de la familia se arruinaria durante los cortes de energia regulares.
En el camino norte hacia los Andes, las vistas quitan el aliento. Pero tambien lo hace la pobreza. Los unicos emprendimientos humanos metodicos que puedo observar desde la autopista son las granjas de rosas que puntean las laderas de las montañas con color. Los pueblos son sucios y carentes de comodidades humanas. Las estaciones de servicio tienen colas para la nafta. Los locales de todas las clases economicas se quejan de los frutos del chavismo: la escasez, las devaluaciones, el patronazgo politico, la corrupcion y por sobre todo, la falta de empleo.
Cantidad de venezolanos quieren librarse del Sr. Chávez. Pero pocos tienen fe en elecciones justas. Para ellos, la frontera esta cerca pero la libertad que los colombianos disfrutan es un sueño lejano.
FUente: The Wall Street Journal