miércoles, 19 de octubre de 2011

Ángel Sanz-Briz, el Ángel de Budapest

Ángel Sanz-Briz, el Ángel de Budapest




La visión de Hitler llevó al mundo a contemplar con horror los crímenes horrendos que se descubrieron cuando los aliados fueron conquistando los territorios ocupados por la dominación nazi. Hitler y algunos de sus más estrechos colaboradores como Adolf Eichmann y Rudolf Hess, maquinaron en sus calenturientas mentes la supremacía de la raza aria frente a las demás, escogiendo como víctimas propiciatorias a judíos, gitanos, eslavos, deficientes mentales, homosexuales, y cualquier otra circunstancia que hiciera a los hombres diferentes de lo ario. La potencia del ejército alemán y la fortaleza de la economía de la nación alemana hicieron que el Reich dominara gran parte de Europa hasta el final de la II Guerra Mundial. Sólo la fuerza aliada del Ejército rojo en conjunto con los americanos y los ingleses, pudieron crear la pinza necesaria para la destrucción de su poder.



Una de las partes más horripilantes de su dominio fueron los campos de concentración y los de exterminio. Las vejaciones y el destino final de quienes eran obligados por la fuerza a ir a estos lugares son una de las páginas más negras de la Historia del Hombre. El pueblo judío fue sin duda el más perseguido por los nazis y la idea de exterminarlos de la faz de la tierra propició la construcción de estos campos y el desarrollo de técnicas de exterminio diversas así como de hornos crematorios para hacer desaparecer su ignominia. Pero la masa ingente de asesinatos hizo imposible que el mundo no descubriera su crimen.

Pocos conocen de la existencia de este héroe. El anonimato de San-Briz frente al caso conocido de Schindler, ha hecho que parezca que el segundo fue el acaparador de la salvación del mayor número de vidas. Pero nada más lejos de la realidad, pues si bien ambos fueron ángeles salvadores, Schindler contribuyó a salvar a 1200 personas frente a las más de 5200 que Sanz-Briz salvó con sus actos.



Nacido en Zaragoza el 28-12-1910 este aragonés vivió como protagonista en primera persona la funesta Guerra Civil española. Licenciado en Derecho se alistó a las tropas franquistas. Al final de la guerra se convirtió en diplomático y fue destinado por el gobierno de Franco a diferentes lugares y con diferentes cargos. Su primer destino fue el de encargado de negocios en El Cairo y en 1942 pasó a desempeñar el mismo cargo en Hungría. Ante la inminente toma de Budapest por el ejército rojo fue enviado a Suiza. San Francisco, Washington, Lima, Berna, Bayona, Guatemala, La Haya, Bruselas y Pekín fueron destinos de Sanz-Briz. Fue el primer embajador español en China en 1973. Su último destino fue el de embajador ante la Santa Sede en 1976. El 11-6-1980 fallecía en Roma a la edad de setenta años.


Pasaporte colectivo expedido por la embajada de España para Judios Sefardies.


Credencial en favor de tres judíos sefardíes, nacidos en Hungría en 1921, 1925 y 1926 y que solicitan la nacionalidad española


Su destino a Hungría en 1942 como encargado del negociado de la capital fue dónde se fraguaron sus actos heroicos. Hungría que era aliada del eje no aplicó en un principio el exterminio judío que los nazis habían implantado. En este ambiente Sanz-Briz vio como el Reich invadía Hungría en 1944 y la sometía a su poder directo. Adolf Eichmann fue enviado a Budapest para implantar y supervisar todo el proceso de exterminio judío. Y aquí fue dónde Sanz-Briz comenzó a salvar vidas humanas. Comenzó a proporcionar pasaportes españoles primero a judíos sefardíes descendientes de españoles de antaño. Pero la escalada de peticiones de ayuda pronto le hizo saltar la barrera de lo que le permitían y amplió las concesiones a todos los judíos. Se ha discutido mucho si Franco conocía las actividades de Sanz-Briz y si al principio se decía que no, hoy tras el estudio de las cartas diplomáticas de este señor se sabe que Franco sabía de primera mano lo que estaba pasando, incluso en 1944 envió un informe completo del genocidio que se estaba produciendo en el campo de exterminio de Auschwitz. En cifras absolutas fueron más de 5200 judíos húngaros a los que su heroísmo salvó del exterminio de ellos sólo 200 fueron sefardíes. El dinero español y su propio dinero ayudaron a muchas familias a escapar de los nazis. La llegada del ejército rojo y la inminente conquista de Hungría hicieron que recibiera órdenes de salir de Budapest con destino a Suiza.



En 1991 el Museo del Holocausto de Yad Vashem de Israel distinguió sus acciones y reconoció a sus herederos el título de Justo entre las Naciones inscribiendo su nombre en el memorial del Holocausto. En 1994 el gobierno húngaro le concedió a título póstumo la Cruz de la Orden del Mérito de la República Húngara. Como nota curiosa es de destacar el hecho que fue el primer diplomático español en aparecer en efigie en un sello de correos de España. Muchos judíos deben su existencia a su valor y heroísmo y seguro que ellos le recuerdan de manera anónima en su conciencia.


Placa situada en la fachada de la embajada de España en Budapest.




Monumentoa los Judios asesinados de Budapest.
VER PRESENTACIÓN DE LA PELÍCULA "EL ANGEL DE BUDAPEST" 2011
http://www.youtube.com/watch_popup?v=gti5qp7e5LE&vq=small#t=45