viernes, 7 de octubre de 2011

Pedir Perdón

Pedir Perdón



Pedir perdón es romper el orgullo que debilita a la persona.
Pedir perdón es hacer crecer y desarrollar el amor que tenemos dentro.

Pedir perdón es quebrar con los defectos que destruyen a la persona como ser humano y afectan el equilibrio emocional.

Pedir perdón es terminar con la falsedad y acercarse a la esencia de uno mismo.

Pedir perdón es reconocer que somos falibles y que aún podemos mejorar.

Pedir perdón es saber que nunca es tarde para rectificar nuestros actos.

Pedir perdón proviene de la grandeza y la humildad.

Pedir perdón es mantener viva la llama que mantiene nuestra alma, la integridad de nuestra mente y el conocimiento de nuestros actos, es reconocer que existe un Creador que vive perdonándonos a pesar de nuestros desaciertos y nuestra conducta incorrecta. ¿Cómo, entonces, nosotros, seres finitos y limitados no vamos a pedir perdón y a perdonar a otros?



Por último, quiero por intermedio de esta publicación pedir perdón a todos aquellos con quienes pude haber tenido algún entredicho u ofendido en alguna ocasión o por intermedio de estos escritos y también quiero que sepan que perdono a todos y cada una de las personas que hayan querido decírmelo y no tuvieron la ocasión sin guardar resentimiento alguno.

Que pasen todos Shana Toba Tizcu Leshanim Rabbot.



Elias Dayé