viernes, 4 de noviembre de 2011

EL RACISMO REAL: ESPERAR QUE LOS JUDIOS MUERAN DOCILMENTE

or Martin Sherman
28/10/11

"La forma mas adecuada de describir a Israel hoy es como un estado de aparteid... 3,5 millones de palestinos y casi medio millon de judios viven en las areas que Israel ocupo en 1967, y aun cuando estos dos grupos viven en la misma zona, ellos estan sometidos a sistemas legales totalmente diferentes. Los palestinos son apatridas y carecen de muchos de los mas basicos derechos humanos. – Neve Gordon, “Boicot a Israel,” Los Angeles Times, Agosto 20, 2009.

Tomado de un articulo por parte de un importante academico israeli, este extracto tipifica la retorica judeofobica racista que ha llegado a dominar el discurso publico sobre el conflicto israeli-palestino.
Lamentablemente es retorica que ha sido apoyada por muchos en los ambitos academico y mediatico israelies. Aun mas preocupante es la complicidad — o al menos complacencia — de la oficialidad israeli al permitir que se convierta en el rasgo definitorio de este discurso.

Esperar que los judios mueran docilmente.

Esta forma de retorica no es nada menos que racismo incitador y judeofobico, debido a que en efecto, encarna la deslegitimizacion implicita del derecho de los judios a defenderse.
Corporiza la expectativa implicita que los judios deben consentir en morir docilmente. Y como puede ser descripta una expectativa que los judios mueran docilmente mas que como "racismo incitador y judeofobico"? Porque sin importar que medidas adopte Israel para proteger a sus ciudadanos de aquellos intentando desembozadamente asesinarlos y mutilarlos - debido a que son judios - ellos son ampliamente condenados como "racistas", "violencia desproporcionada" o incluso "crimenes de guerra/crimenes contra la humanidad."
No importa si estas medidas son decisiones administrativas u operaciones de seguridad, respuestas defensivas o iniciativas anticipatorias, represalias punitivas o ataques preventivos. No importa si conllevan el emplazamiento de barreras fisicas o bloquear la infiltracion de asesinos indiscriminados; la imposicion de restricciones para impedir sus movimientos letales; la ejecucion de arrestos preventivos para desbaratar sus intenciones letales; la conduccion de asesinatos selectivos (con niveles bajos sin precedentes de daño colateral) para evitar sus planes brutales; el lanzamiento de campañas militares para evitar el incesante bombardeo a civiles...

Meras declaraciones verbales para el derecho a la legitima defensa de Israel

La descripcion de estas medidas como actos arbitrarios de delincuencia, cuya unica motivacion es la avaricia territorial manejada racialmente y el amargamiento discriminatorio de las vidas de los palestinos, distorsiona la realidad y descuida el contexto. Pero mucho mas perturbador, es la implicancia moral de esta condena.
Porque si todas las empresas para evitar, proteger o prevenir son denunciadas como moralmente reprochables, la conclusion inevitable es que ellas no deben ser empleadas. Esto implica una conclusion no menos inevitable: Para evitar lo moralmente reprochable, el estado judio debe — en efecto — permitir que aquellos que atacarian a sus ciudadanos, lo hagan son total impunidad, y con total inmunidad de la retribucion.
Cierto, muchos de los detractores de Israel protestan con correcta indignacion que ellos reconocen que "tiene un derecho a defenderse." Pero esto es rapidamente expuesto como insignificantes declaraciones verbales, porque cada vez que Israel ejerce ese derecho supuestamente reconocido, es condenada por ser excesivamente energica.
Hace poca diferencia si Israel impone un bloqueo maritimo legal para evitar el suministro de armamentos letales a extremistas islamistas; o si comandos israelies son forzados a usar fuerza en forma letal para evitar ser destripados por una frenetica turba de linchamiento; o si, en respuesta a la salvaje carniceria traida por atacantes palestinos suicidas - los cuales relacionados con su poblacion, empequeñecieron las perdidas del 11/S - Israel despeja la Jenin infectada de terror y con trampas caza-bobos, usando tropas terrestres en vez de su fuerza aerea para minimizar el daño colateral palestino, incurriendo asi en innecesarias victimas fatales propias.
No importa cuan asesinas son las acometidas iniciadas por los palestinos, no importa cuan desembozada la brutalidad palestina, no importa cuan indignante la provocacion palestina, la respuesta israeli es estimada inapropiada.
A pesar de la declaracion de reconocimiento de algun derecho generico abstracto a defenderse a si misma y a sus ciudadanos, parece que en la practica la unica respuesta "apropiada" es que Israel se restrinja de defenderse.

Exigencias de seguridad

Luego esta el racismo contrario impreso en el subtexto del discurso de la politica israeli hacia los palestinos: Las victimas del odio racista son condenadas como racistas por repeler a sus atacantes racistas.
Las barreras de seguridad no son erigidas, los retenes no son puestos en vigencia, las restricciones de viaje no son aplicadas como una respuesta racista a la etnicidad palestina sino como una respuesta racional a la enemistad palestina. Creer lo contrario es caer presa de lo que Binyamin Netanyahu una vez llamo la “reversion de la causalidad.” El bloqueo de Gaza es una consecuencia, no una causa, de la violencia de Hamas; la barrera de seguridad de Cisjordania es el resultado de, no la razon para, el terrorismo palestino.
Si no fuera por la carniceria masiva en la pizzeria Sbarro, en el Centro Dizengoff, en el Seder de Pesaj en el Hotel Park, no hubiese habido ninguna operacion de Tzahal en Jenin en el 2002. Sin el bombardeo indiscriminado a los civiles israelies, no hubiese existido ninguna Operacion Plomo Fundido en Gaza en el 2009. Si las mujeres embarazadas y ambulancias no fueran usadas para contrabandear explosivos dentro de ciudades israelies, no habria necesidad de puestos de control y retenes. Si los pistoleros palestinos no abrieran fuego desde vehiculos sobre familias israelies que pasan, no habria ninguna necesidad de restringir el movimiento de palestinos en ciertos caminos. Si los palestinos no emboscaran coches israelies en viaje a traves de poblados palestinos, no habria ninguna necesidad de construir rutas especiales para israelies para circunvalar aquellos poblados.

El resultado de la enemistad judeofobica

Por supuesto, la respuesta judeofobica normal a esto sera... "ocupacion", esa excusa todo proposito, todo tiempo, que se ajusta a todo para cada atrocidad racista palestina perpetrada contra los judios.
De acuerdo con esta discusion basada moralmente y facticamente infundada, toda violencia palestina es una expresion de furia y frustracion entendible debidas a años de "ocupacion" represiva de las tierras palestinas.
Esta afirmacion es tan atroz como estupida. Debe ser rechazada con el oprobio moral y el desden intelectual que tan ricamente merece.
De hecho, como yo he demostrado en muchas columnas recientes, el pedido por la destruccion del estado judio fue hecho mucho antes que Israel controlara una pulgada cuadrada de lo que ahora es designado como "tierra palestina ocupada." (De hecho, el Pacto Nacional Palestino original de 1964 niega cualquier reclamo soberano a "Cisjordania" y Gaza como la patria palestina). Los documentos fundantes de la OLP, Fatah y Hamas estan todos comprometidos con la destruccion del estado judio, sin importar el tiempo y sin importar las fronteras. Este tambien fue el sentimiento reiterado de Mahmoud Abbas en su reciente aparicion en la ONU.
Tan claramente “Ocupacion” no es el origen de la mala voluntad palestina hacia Israel. Mas bien lo contrario. La presencia israeli en Judea, Samaria y Gaza es un resultado directo de la mala voluntad arabe hacia Israel, cuando fracaso catastroficamente en 1967 su ofensiva militar masiva para destruir a Israel.
No fue la avaricia territorial judia la que trajo a Israel a "los territorios" sino la agresion judeocida arabe.

Que sucederia si no hubiese habido ninguna ‘Ocupacion’?

Aun si puede ser irrefutablemente mostrado que “ocupacion” no es el origen de la hostilidad palestina, podria ser posible que la eliminacion de “ocupacion” induzca, si no a la amistad palestina, entonces al menos a la aceptacion palestina de Israel? Tristemente, toda la evidencia parece señalar lo contrario. Cada vez que Israel ha hecho esfuerzos tangibles por quitar la “ocupacion,” el frenesi de terrorismo palestino se ha elevado a un crescendo mas elevado, y forzo el abandono o incluso la marcha atras de estas campañas:

• Este fue el caso desde 1993 al ’96, cuando la implementacion de los acuerdos de Oslo llevo a una enorme ola de ataques suicidas.

• Este fue el caso en el año 2000, cuando Ehud Barak ofrecio amplias concesiones a los palestinos, quienes respondieron con una ola de terrorismo sin precedentes, la cual continuo bajo la "politica de restriccion es fuerza" de Ariel Sharon hasta que la carniceria hizo inevitable la respuesta militar. El resultado fue la Operacion Escudo Defensivo en el año 2002 que llevo a Tzahal de regreso a "Cisjordania", donde la calma ha sido en gran medida mantenida desde entonces.

• Este fue el caso en el 2005, cuando Israel se retiro de Gaza y borro todo vestigio de “ocupacion,” y a cambio recibio violencia continua y en aumento que culmino en Operacion Plomo Fundido.

Claramente, no solo no puede ser atribuido a “ocupacion” la causa de la enemistad palestina, sino que los intentos por quitarla - o al menos atenuarla - parecen solo exacerbar esta enemistad.
Aqui surgen preguntas intrigantes: Que sucederia si Israel no hubiera capturado nunca "Cisjordania" o se hubiera retirado inmediatamente despues de hacerlo, transfiriendo el control de regreso a Jordania? Que hubiese sido entonces de los palestinos y sus reclamos de "liberacion nacional"? Que "ocupacion" hubiese sido entonces culpada por su dificil situacion? Que territorio hubiese sido entonces el foco de sus campañas por establecer su estado? Estas son preguntas de peso que deben esperar discusion en algun escenario posterior, pero plantearlas meramente representa un serio desafio para la sabiduria convencional facticamente defectuosa que domina y distorsiona el debate sobre el conflicto entre Israel y los palestinos.

‘La Critica a Israel no es Antisemitismo’

“La critica a Israel no es antisemitismo” es el mantra pronunciado con pavloviana regularidad por los detractores de Israel. Y ellos por supuesto tienen razon. La critica a Israel no es necesariamente antisemitismo.
Pero, la practica duradera de juzgar a la nacion-estado de los judios con dobles raseros discriminatorios hace del antisemitismo una explicacion cada vez mas posible para esa critica, una explicacion que ya no puede mas ser descartada en forma sumaria sin pruebas persuasivas en contrario.
Despues de todo, atrocidades de ferocidad y escala mucho mas alla de cualquier cosa de la cual Israel es acusada, aun por sus mas vehementes detractores, son perpetradas regularmente con apenas un murmullo de censura por parte de la comunidad internacional. Por contraste la mas ligera sospecha de cualquier infraccion israeli - real o imaginaria - a los derechos humanos, resulta inmediatamente en expresion de conmocion y revulsion en titulares en todos los importantes medios noticiosos a traves del globo, precipita sesiones de emergencia de organizaciones internacionales, y produce condena mundial, de amigos y enemigos por igual.
Por supuesto, la implicancia no es que Israel deba ser juzgada por los mismos criterios que las tiranias de Sudan o Norcorea; o por las sangrientas normas de Damasco o Teheran.
La pregunta es, no obstante, por que debe ser juzgada por normas y criterios que son mucho mas estrictos que aquellos aplicados a las democracias que conforman la OTAN.
Porque en los Balcanes, en Irak y en Afganistan ellas han aplicado bloqueos y embargos mucho mas onerosos y dañinos para los civiles que los impuestos en Gaza. Ellas llevaron a cabo campañas militares lejos de sus fronteras que causaron muchas mas victimas fatales civiles que las que Israel ha causado en campañas llevadas a cabo a solo unos pocos kilometros del centro de su ciudad capital...
Pero la queja internacional ha sido - en el mejor de los casos - muda.
Entonces, mientras juzgar al estado judio de acuerdo con normas no exigidas a ninguna otra nacion en el ejercicio de su derecho a la legitima defensa puede tener explicaciones aparte del antisemitismo (o judeofobia para ser mas preciso), ninguna realmente interesante viene rapidamente a la mente.


El verdadero racismo

Esto nos trae de regreso a donde comenzamos.
Mientras el estado judio enfrenta amenazas sin paralelo, y enemistad incondicional, es continuamente condenado por actuar para enfrentar aquellas amenazas y luchar con ese enemigo - sin importar que medidas adopte, sin importar cuan grave el peligro, sin importar cuan severa la provocacion.
Este entonces es el racismo real que permea el discurso sobre el conflicto entre Israel y los palestinos:

• La expectativa que los judios pongan en peligro su seguridad para mantener la viabilidad de falsedades manifiestas.

• El retrato perverso de cada medida coercitiva emprendida por Tzahal para proteger las vidas de los judios contra aquellos empeñados en matarlos, meramente debido a que son judios, como violencia motivada racialmente y desproporcionada.

• La deshonesta descripcion de la inconveniencia causada a los palestinos por estas medidas como un mal mas atroz que las muertes judias que estan diseñadas para evitar.

• La actitud que derramar sangre judia es mas aceptable que las medidas requeridas para evitarlo, un elemento que parece estar volviendose cada vez mas internalizado en el discurso sobre el conflicto entre Israel y los palestinos.

Israel tiene que transmitir una vez mas, en forma no apologetica, al mundo la logica para su fundacion: los judios ya no moriran docilmente.

Fuente: The Jerusalem Post- Traducido por Marcela Lubczanski especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.