domingo, 11 de septiembre de 2011

Lo curioso del murciélago de la fruta

Lo curioso del murciélago de la fruta
de Cidipal, el jueves, 08 de septiembre de 2011 a las 12:13
Es necesario para llegar a muchos lados contar con un GPS. Hoy se utiliza para encontrar el camino a seguir y facilitar los desplazamientos. Muchos animales necesitan de una capacidad semejante para sobrevivir en su entorno. Investigadores de Israel, Italia y Suiza realizaron búsquedas sobre el sistema de navegación de un murciélago para determinar la forma en la que dan con su destino en su entorno natural. Los resultados de este trabajo se publicó en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Esos científicos adjuntaron dispositivos GPS, de pequeño tamaño, a ejemplares de murciélago egipcio de la fruta (Rousettus aegyptiacus) para averiguar la forma en la que localizan la posición exacta de árboles al caer la noche. Estos animales vuelan kilómetros, cada noche, para alimentarse en determinados árboles frutales y vuelven a su nido antes del amanecer. Según los investigadores, tienen un mapa cognitivo de un radio de acción que consideran familiar y que está limitado por hitos visuales como cerros y luces. Además poseen un mecanismo adicional de navegación a gran escala. Estudios anteriores demostraron la capacidad para orientarse de otros animales, como tortugas, langostas y pájaros. Sin embargo, sólo se realizaron, hasta el momento, estudios dedicados a la capacidad de navegación mamífera en entornos de laboratorio incapaces de duplicar la enorme amplitud y complejidad paisajística a la que se enfrenta un animal en su entorno natural.
Los dispositivos GPS en miniatura, diseñados por investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén (Israel), el Instituto Weizmann (Israel), Ornis Italica (Italia) y el Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zúrich (ETH), contienen receptores de GPS muy pequeños, registradores de la memoria y pilas. Cada uno pesa unos diez gramos. El equipo utilizó los dispositivos para registrar el trayecto de R. aegyptiacus durante varias noches seguidas. Los datos se recopilaron mientras que, los murciélagos, se desplazaban cada noche desde una cueva israelí a velocidades superiores a 40 km por hora en línea recta y se elevaban cientos de metros hasta llegar a árboles ubicados a entre 12 km y 25 km de distancia de su cueva. Todos volvían a los mismos árboles cada noche y pasaban de largo árboles idénticos más cercanos a su hogar. Los investigadores aseguran que la capacidad de orientación de los murciélagos supera a la de las palomas mensajeras.
El olor no les sirve para orientarse, ya que dejaban atrás árboles idénticos a su objetivo, según los investigadores, que añadieron que, el análisis de datos sugirió que, esos mamíferos, no se guiaban por ningún referente único, ni visual ni de ninguna otra clase. A varios murciélagos se les desplazó a una zona desértica, a 44 km al sur de su espacio habitual. Tras liberar al primer grupo, volaron hacia sus árboles frutales predilectos y volvieron a su cueva sin error.
Los que recibieron alimento antes de ser liberados se limitaron a regresar a casa de inmediato.
El equipo admite que, según se deduce de un análisis realizado con un modelo espacial y de las conclusiones sacadas tras conversar con pilotos, parece ser que podrían estar utilizando hitos visuales como luces para ayudarles a orientarse. Incluso tras desplazar a los murciélagos más lejos de su zona normal, lograron volver a su cueva, si bien circularon sin rumbo durante un tiempo y experimentaron cierta desorientación. Los investigadores entienden que los murciélagos utilizan la información visual que captan “ a vuelo de pájaro” para formarse un mapa cognitivo de un territorio amplio. En su opinión, tengan – tal vez - en cuenta su propia ubicación gracias a algún tipo de triangulación basada en los distintos azimuts a hitos distantes y conocidos. El estudio aporta nuevos datos sobre cómo mamíferos ( en este caso os murciélagos de la fruta) utilizan esos mapas para orientarse en territorios de cien kilómetros.
Para más información:
Universidad Hebrea de Jerusalén:
http://www.huji.ac.il/huji/eng/
PNAS: http://www.pnas.org/