lunes, 16 de enero de 2012

Marcar este mensaje IGUALES BENEFICIOS, IGUALES RESPONSABILIDADES

por Danny Ayalon
12/1/12

Durante su discurso de asuncion en 1961, el presidente americano John F. Kennedy pronuncio las palabras inmortales: “No pregunten lo que su pais puede hacer por ustedes – pregunten lo que ustedes pueden hacer por su pais.”
Si bien esta cita es ampliamente usada y citada, pocos realmente entienden la importancia de estas palabras.
Durante las elecciones generales de Inglaterra en el 2010, el entonces opositor Partido Conservador creo una idea politica representativa llamada la "Gran Sociedad" que se convirtio en el tema de su exitosa campaña electoral.
Uno de sus ejes centrales fue alentar a la gente a desempeñar un rol en su comunidad y su pais, a contribuir con el estado en vez de solo beneficiarse de el.
Estas ideas tienen en comun la idea de contribuir con la sociedad de uno transformando lo que nos rodea y no solamente tomar y beneficiarse.
En Israel, nosotros tenemos una sociedad desigual e injusta. Durante muchos años, nuestros opositores han atacado a Israel Beiteinu como discriminatorio, mientras ignoraban completamente las desigualdades y disparidades largamente adoptadas y lamentablemente aceptadas en nuestro pais.
En todo sector en Israel, hay quienes sirven y contribuyen y hay quienes no lo hacen. Obviamente, en algunos sectores las cantidades de aquellos en la ultima categoria superan vastamente en cantidad a los de la primera. Pero, yo no quiero señalar a una comunidad sino mas bien presionar una agenda de igualdad completa ante la ley y en terminos de obligaciones societarias.
Si bien no seria util castigar a los que no sirven en las Fuerzas de Defensa de Israel o completan el servicio militar nacional, es evidentemente absurdo refrenarse de extender los beneficios a los que sirven a nuestro pais.
El reciente debate rodeando a la llamada "Ley de Educacion Gratis" es un ejemplo. La idea del Primer Ministro Netanyahu de educacion gratis para niños de tres y cuatro años es una que en principio apoya Israel Beiteinu. Pero, como siempre, el diablo esta en los detalles.
Para financiar esta ley populista, Netanyahu tiene que tomar bastante del presupuesto de casi todos los ministerios de gobierno.
Podemos nosotros permitirnos reducir el presupuesto en el Ministerio de Bienestar y Servicios Sociales en un momento en que los trabajadores sociales estan entre los trabajadores peor pagos en el pais? Los que cuidan de nuestros ancianos y aseguran que nuestros hijos no sean objeto de abuso sin dudas sufriran mas. Debe sufrir nuestra politica y servicios de bomberos mas por la falta de financiacion cronica? Seguramente, es hora de dar incentivos por servir al pais y devolver a los que hacen contribuciones significativas.
Un israeli que sirve en el ejercito, lo cual tristemente no es mas un hecho, contribuye durante tres de los mejores años de su vida para trabajar duro asegurando la seguridad de sus conciudadanos y pais, por una paga despreciable.
Lo mismo ocurre con nuestras soldados mujeres y con las mujeres religiosas que hacen voluntariamente el servicio militar, pero durante menos tiempo.
Ellos entran a la fuerza de trabajo mas tarde que los que no sirven, significando que comienzan a contribuir a sus fondos de pension mas tarde, y se ponen al dia en su carrera profesional durante muchos años.
Nosotros, como gobierno, tenemos que devolver a los que contribuyen. Todos los israelies tienen iguales derechos y reciben iguales beneficios, pero ellos no comparten iguales responsabilidades. Esta ecuacion debe ser igualada; iguales beneficios deben conllevar iguales responsabilidades.
Por supuesto, muchos de aquellos a quienes no se requiere que sirvan en las Fuerzas de Defensa de Israel no pueden y no deben ser forzados a hacerlo, pero ellos pueden contribuir a traves de servicio nacional o comunitario. No hay sector en Israel sin sus pobres, enfermos y discapacitados; que la gente que no sirve en las Fuerzas de Defensa de Israel contribuya con los necesitados en su propia localidad.
Por supuesto esto no se aplica a los que no pueden servir debido a heridas o enfermedad, o a inmigrantes que llegaron a Israel pasada la edad de conscripcion.
Israel Beiteinu pidio hace mucho tiempo educacion gratis, no desde los tres años, sino desde los seis meses. Nosotros no necesitamos un Comite Trajtenberg que nos dijera los beneficios de tal ley.
Pero, si esta ley es aplicada a traves de toda la poblacion el costo sera prohibitivo. Debe ser implementada en forma gradual para que sus beneficios sean sentidos por la economia antes que su alcance sea extendido. Ningun sector merece beneficiarse de la educacion gratuita mas que los que contribuyen plenamente a nuestra sociedad y a nuestra economia.
Ese es el motivo por el cual Israel Beiteinu continua pidiendo al Primer Ministro que aprueba una ley de educacion gratuita aplicable a los que sirvieron en el ejercito y donde ambos padres trabajan y pagan impuestos.
Hoy, la sociedad israeli esta dividida entre los “beneficiarios” y los “contribuyentes.” Si bien algunos contribuyen poco con nuestro pais, ellos continuan beneficiandose, mientras que otros contribuyen y se rompen las espaldas para pagar impuestos para financiar a los beneficiarios, mientras que raramente pueden hacer que los extremos se junten.
Hubo una razon por la cual las clases medias estuvieron sobre-representadas en las protestas de verano. Es hora de igualar el sistema en Israel, terminar las politicas discriminatorias y dar incentivos a los que contribuyen con la sociedad.

El autor es vice ministro del exterior y miembro de Israel Beiteinu.
Fuente: The Jerusalem Post- Traducido por Luisa Kasvin para el blog de OSA Filial Cordoba