miércoles, 11 de agosto de 2010

Moratinos: “España muestra su compromiso contra el antisemitismo


Publicado 29/07/2010 TestimoniosEntrevista exclusiva de Aurora al Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de EspañaMoratinos: “España muestra su compromiso contra el antisemitismo” Autor: José Danor

El Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, Miguel Ángel Moratinos conoce muy bien Israel. Fue embajador de su país y luego representante de la Unión Europea. Con motivo de su nuevo viaje a la región para debatir los asuntos que están en la agenda de gobernantes israelíes y autoridades palestinas, además de recibir el doctorado Honoris Causa de la universidad palestina de Al Kuds, concedió una entrevista a Aurora.

¿Cómo describiría las actuales relaciones entre España e Israel?

Las relaciones entre España e Israel son excelentes. Este año celebraremos el XXV aniversario del establecimiento de relaciones y podemos felicitarnos todos del muy buen estado de las mismas. La visita en octubre pasado del Presidente del Gobierno a Israel tuvo un alto valor para las relaciones entre nuestros dos países y puso de manifiesto la voluntad de trabajar juntos en un gran número de campos, incluyendo cuestiones tan concretas como la idea, tratada con el Primer Ministro Biniamín Netanyahu, de un proyecto conjunto en materia de energía renovable y desalinización.
Personalmente he sido testigo directo, en mis frecuentes viajes a la región, de la mejora sustancial de relaciones entre nuestros dos países, y me alegra haber contribuido estos últimos años a avanzar todavía más en esta dirección. Me gustaría recordar la importancia que tiene la creación de la Casa Sefarad-Israel en España, institución que trabaja para desarrollar de los vínculos de amistad y de cooperación entre la sociedad española y la sociedad israelí, además de contribuir al mejor conocimiento por parte de la sociedad española del legado sefardí, que es parte importante de la cultura española.

¿Qué papel cumple la Unión Europea y España en particular en el proceso de paz de Oriente Medio?

La Unión Europea está teniendo un papel creciente en Oriente Medio. Después de tantos años trabajando para establecer un papel de la UE en Oriente Medio como un socio creíble para la paz en la región, es muy alentador ver como la UE se ha convertido en un verdadero socio para la paz y para Israel.
Me gustaría recordar que cuando en 1995 fui nombrado Embajador de España en Israel la UE acababa de empezar a construir la Política Exterior y de Seguridad Común en 1992. No teníamos Misiones Diplomáticas de la UE alrededor del mundo y nuestro compromiso en Oriente Medio en materia de seguridad era menor. Mis amigos israelíes no me hubieran creído si les hubiera dicho al principio de esta década que la UE tendría misiones de seguridad en torno a Israel contribuyendo al mantenimiento de la seguridad regional.
Ahora, trabajamos juntos en muchos frentes. Israel y Líbano han tenido un importante periodo de calma desde 2006. España, Francia e Italia trabajan desde el reforzamiento de FINUL para la implementación de la resolución 1701 y es un general español, Alberto Asarta quien ostenta el mando de la misión. Es cierto que queda mucho trabajo por hacer para lograr consolidar la paz, pero el camino en la zona es el establecimiento de medidas de confianza mutua. Otro frente en el que la UE trabaja con Israel es el referido a las misiones EUPOL COPS y EUBAM Rafah. EUPOL COPS es una misión exitosa que ha sido parte importante de la mejora de las condiciones de seguridad en Israel y en los Territorios Palestinos, algo que se ha convertido en una exigencia de ambas partes para avanzar en la paz. En el caso de EUBAM Rafah, la misión hizo una contribución muy importante, y puede volver a hacerlo tan pronto como sea posible. En este caso, me gustaría decir que la UE puede desempeñar un buen papel en la búsqueda de una solución para Gaza que permita poner fin a la situación actual, que es insostenible, y dar respuesta a las necesarias garantías de seguridad que exige Israel.
España ha mantenido en todo este proceso de incremento de la presencia de la UE en Oriente Medio un alto nivel de compromiso con la región y con el proceso de paz, poniendo nuestro alto nivel de interlocución con las partes al servicio del proceso de paz y de la consecución de avances positivos. Además, me gustaría destacar que desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, España ha trabajado para poner en práctica el nuevo entramado institucional que supone la elección de un Presidente del Consejo y una Alta Representante, quienes han dedicado una importante parte de su tiempo a la región. Con estas bases, estoy convencido de que en el futuro, España y la UE continuarán contribuyendo a la paz y seguridad en la región de forma decidida y creciente.

¿Piensa que es posible alcanzar un acuerdo de paz mientras existe una completa ruptura interna entre Al Fatah y Hamás?

Creo que la unidad palestina y la reunificación de Gaza y Cisjordania bajo la autoridad legítima del presidente Abbas solamente pueden ser positivas, tanto para la seguridad en la zona como para el proceso de paz. Indudablemente, esto requiere un compromiso, como ha indicado el Cuarteto en su declaración del 21 de junio, con los acuerdos firmados por la OLP. Desde España y la UE apoyamos los esfuerzos de mediación egipcia y de la Liga Árabe en este sentido para evitar una división permanente entre Cisjordania y Gaza.

¿Qué papel puede cumplir España para "apaciguar los ánimos" en la zona, mientras Turquía se aleja de Europa para aliarse con Irán?

Creo que Turquía continúa siendo un actor importante en la región, que trata de desempeñar un papel positivo y que ha demostrado en numerosas ocasiones ser un incansable trabajador a favor de la paz, especialmente entre Israel y Siria.
España trabaja con Turquía, como lo hace con el resto de países en la zona, para poner al servicio de la paz su buen nivel de interlocución con las partes. En este sentido pienso que es bueno dar la bienvenida a los pasos dados por las autoridades israelíes y turcas para rebajar la tensión en la zona y seguir esforzándonos para que este proceso continúe, evitando incrementos de tensión que no son buenos para nadie.

¿Cuál es la postura oficial de España con relación al envío de "flotillas" y el embargo naval de Israel a la Franja de Gaza?

España considera, al igual que el resto de países de la UE y del Cuarteto, que la situación en Gaza es insostenible, inaceptable y no se encuentra en línea con los intereses de ninguna de las partes. Por ello, creo que debemos trabajar para la plena implementación de una solución, que tenga en cuenta las legítimas necesidades de seguridad israelíes, pero también que asegure la entrada de ayuda humanitaria, la entrada y salida de bienes a Gaza y el desplazamiento de personas desde y hacia Gaza. En este sentido, las medidas adoptadas por el gobierno israelí el 20 de junio han sido un paso positivo en la buena dirección para cambiar la política hacia Gaza. En este sentido me gustaría indicar que España y la Unión Europea pueden desempeñar un papel efectivo en la reconstrucción y reapertura de los pasos fronterizos, con plenas garantías de seguridad para Israel. Si logramos alcanzar una solución al bloqueo, el problema de las "flotillas" desaparecerá, al desaparecer la causa que sirve de motivación a las mismas.

¿Qué opina con respecto a las demandas judiciales que presentaron ciudadanos españoles, que estuvieron en la "flotilla", contra Israel y sus gobernantes?

Me va a permitir que no entre a valorar una cuestión que se encuentra en manos de los jueces españoles. Serán los jueces españoles quienes decidan si son competentes o no para investigar esos hechos. En el pasado ha habido otras querellas penales en los tribunales españoles que no prosperaron.

¿Acaso el Gobierno de España toma alguna medida para detener actos y expresiones antisemitas provenientes de grupos derechistas y organizaciones islámicas?

Quiero dejar claro que el Gobierno de España ha manifestado su claro compromiso en la lucha contra el antisemitismo con independencia de su origen. En España el Código Penal recoge como delito la discriminación, el odio o la violencia por motivos antisemitas. Además, desde el Gobierno se han dado pasos claros y decisivos en los últimos años, tanto para condenar con rotundidad todos los hechos antisemitas de los que tenemos conocimiento como para luchar contra todo tipo de antisemitismo. En 2005 organizamos la Cumbre de la OSCE en Córdoba para la lucha contra el antisemitismo. Hemos instituido el 27 de enero como Día de la Memoria del Holocausto y de la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad. En España se ha reconocido con la más alta distinción, el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2007, al Memorial de Yad Vashem, que fue visitado por el Sr. Presidente del Gobierno en su visita de octubre de 2009. Le aseguro que se trabaja en todos los ámbitos de acción del Gobierno para luchar contra el antisemitismo y, personalmente, fue muy emocionante recibir el día 29 de abril en Washington el premio Jan Karski, que concede el American Jewish Committee a personalidades destacadas en la lucha contra el antisemitismo, y que acepté en reconocimiento por el trabajo que hemos realizado en España en este campo y como muestra de nuestro compromiso futuro.

Ud. es reconocido por su tarea a favor de la enseñanza del Holocausto en España. ¿Qué puede comentar al respecto? ¿Puede ya hablar de resultados positivos?

Creo que la educación y la memoria del Holocausto son fundamentales. Por eso tomamos la decisión de que España entrase en la Task Force for International Cooperation on Holocaust Education, Remembrance, and Research. Se realizan cientos de actividades para mejorar el conocimiento del Holocausto en España y, además, cada año enviamos cientos de profesores españoles y otros profesionales como periodistas al Yad Vashem para recibir formación en esta materia. Es evidente que todo este esfuerzo está dando resultados positivos, y hoy podemos hablar de avances claros. Cada vez se conoce más y mejor el Holocausto en la sociedad española, y los esfuerzos que hacemos, como el establecimiento del Día de la Memoria del Holocausto y de la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad el 27 de enero de cada año nos ayuda a mantener en la memoria colectiva de la sociedad española esta cuestión clave para todos nosotros.