viernes, 7 de enero de 2011

Mensaje XXXIX - Rab Isaac Ruben Yacar‏

Bs¨d.

2 de Shebat de 5771

7 de Enero de 2010

Encendido de las Nerot de Shabat: 20:01hs.
Shabat Finaliza: 20:51hs.

Perashá Bó.



“Hajodesh Asé Lajem”: “Este mes será para ustedes el comienzo de los meses....” ( Shemot 12:2)

La santificación de la luna nueva es la primera Mitzvá que D-os dio al Pueblo Judío en su conjunto.

El Midrash dice que lo normal es que las personas grandes se relacionen con las grandes y las menores, con las menores.

Esav que representa a las naciones del mundo, cuenta sus días de acuerdo al sol que es el astro más grande. Por su parte, Iaacob cuenta sus días de acuerdo a la luna que es el astro más chico. Las naciones del mundo son comparadas al sol que domina de día y no de noche. De esta forma tiene su parte en este mundo pero no en el mundo venidero. En cambio Iaacob que cuenta de acuerdo a la luna, que es más pequeña y que domina de noche y de día, de este modo, Israel tiene su parte en este mundo y el mundo venidero.

Rab Najmán decía: “Todo el tiempo que la luz del astro mayor exista, el astro pequeño no se manifiesta. Cuando cae el sol, recién en ese momento se manifiesta el astro pequeño, que es la luna,”. Como está escrito en el Versículo 60:1 de Yeshayá: “Kumi Ori Ki Va Orej Uquebod Hashem Alaij Zaraj…” (“Levántate, alumbra, porque ha llegado tu luz, y la gloria del Eterno sobre ti ha resplandecido.”)

Se acostumbra a decir: “David Melej Israel, Jai VeCaiam” (“David Rey de Israel, que vive y sigue”), en la bendición de la luna, ya que su reinado es comparado a la luna, y en un futuro cercano se renovara como ella. Por eso se baila y se canta en esos momentos como si fuera un casamiento que nuevamente se va a unir el novio, que es Hashem, con su novia, que sería la luna.

La luna es muy pequeña en comparación con el sol, por eso Israel fue comparado con la luna, que posee luz de noche. Debido a que el sol es tan grande, representa a las naciones del mundo que son la mayoría de personas en el mundo, pero su dominio es únicamente de día.

Cada nación domina durante el día, pero al atardecer se pone y pierde todo su resplandor. No así el pueblo de Israel, que son la minoría en comparación a los demás pueblos. La noche representa nuestra larga diáspora. Dentro de este ocultamiento y terrible diáspora, el Pueblo de Israel sigue existiendo, pero va a nacer el día que la luz de la luna, será como la luz del sol y como el sol de los siete días de la creación, tal como era antes de su disminución como está escrito en Bereshit 1:16 “Las dos grandes luminarias” en el futuro van a renovarse.

La existencia del pueblo de Israel es un milagro:

El Rab Amadín, cuando reflexiono sobre la existencia del pueblo de Israel en esta diáspora, como un corderito frente a 70 lobos dijo: “Este milagro es para mí, más grande que todos los milagros que pasaron todos nuestros antepasados en Egipto, en el mar e Israel.”

La luna, cuya característica es de renovación y desaparición es tomada como símbolo de la existencia del pueblo de Israel.

Mark Twain, un escritor estadounidense, no Judío, expreso la siguientes palabras: “Ciertamente, el judío debería pasar desapercibido pero se lo ve y escucha y siempre se lo ha visto y escuchado. Es tan prominente en el planeta como cualquier otro pueblo.
Tomando en cuenta su pequeñez numérica, su importancia comercial fuera de toda proporción es sorprendente. Sus contribuciones a la lista mundial de grandes nombres en literatura, ciencia, arte, música, finanzas, medicina y pedagogía exceden también toda suposición.
En todas las épocas ha protagonizado una lucha maravillosa y lo ha hecho con las manos atadas a su espalda. Podría sentirse envanecido consigo mismo y ser disculpado por ello.
Los egipcios, los babilonios y los persas aparecieron, llenaron con sonido y esplendor el planeta, luego se desvanecieron en la materia de los sueños y desaparecieron.
Los griegos y los romanos los siguieron y también hicieron mucho ruido y también se fueron. Otros pueblos han surgido y sostenido sus antorchas en alto por un tiempo. Pero también se agotaron y permanecen en alguna nebulosa o han desaparecido.
El judío los vio a todos. Los venció y está ahora como siempre estuvo, sin exhibir ninguna decadencia, ningún deterioro debido al tiempo, ningún debilitamiento de sus componentes, ningún retardo en sus energías, ningún aplacamiento de su mente alerta y activa.
Todas las cosas son mortales menos el judío. Todas las otras fuerzas pasan, pero él permanece.”

El camino de la luna nueva a la luna llena:

El astro de la luna y su constante renovación hacen a Israel tomar conciencia de su particularidad. Debemos impregnarnos de la necesidad de conservar un impulso renovado hacia su ideal y mantener una juventud moral.

La luna se renueva paulatinamente, se abre para el sol, hasta que en el día 15 se encuentra en su apogeo. La armonía es plena. No es casualidad que la fiesta de Sucot y Pesaj se festejen el día 15 de sus respectivos meses.

Hay dos meses que son opuestos. Cuando comienza el mes de Adar, se aumenta la alegría, paulatinamente vamos en dirección a la gran alegría de Purim que es el día 14 y 15, (Shushan Purim), cuando la luna está llena. Pero cuando comienza el mes de Ab, se disminuye esa alegría que representa la luz del Bet Hamikdash, por Sinat Jinam, el odio gratuito y la pérdida de nuestro Bet Hamikdash. Día a día la luna se va revelando. En su noveno día, el ayuno, nos hace sentir una profunda pena, pero el día 15 de Ab, que la razón de la destrucción, será corregida con sentimientos de amor y la construcción de nuevos hogares.

A pesar de que la Luna Nueva no es visible en el día de Rosh Jodesh, no dudamos que regresará.
La lección de desaparición y renacimiento de la luna es una lección que debemos llevar con nosotros siempre. Quizás es por esto que Rosh Hashaná, el pináculo de nuestro proceso de renacimiento espiritual, ocurre en el primer día del mes. A pesar de que la luna no es visible en ese día, no dudamos que regresará. El mensaje es tan claro como conmovedor. Nunca podemos permitir que la desesperación nos atrape – no individualmente ni como pueblo.

Breves leyes de Bircat Halevaná:

1- Se debe decir Bircat Halevaná a cielo abierto.

2-Es preferible con un minian.

3-Al finalizar Shabat.

Cuando no pueden reunirse estas condiciones óptimas, se puede prescindir de ellas.

(Por ejemplo una persona internada, si puede ver la luna desde la ventana o puerta, o una persona que no puede integrar un Minian)

4-Recién se puede recitarla, transcurrido siete días completos desde el Molad (nacimiento).

La última oportunidad es a mitad de mes, es decir 15 días completos.

5-No debe decirse en Shabat o en una fiesta, al menos que sea la última noche antes de la mitad del mes.

6-Durante el mes de Tishré, se posterga hasta después de Iom Kipur, durante el mes de Ab hasta después de Tishá Veab.



PENSAMIENTO ALUSIVO:

“No porque Ustedes sean más numerosos que los demás pueblos Hashem los prefirió y los eligió, pues Ustedes son el más chico de todos los pueblos.” (Debarim 7:7).

Este Dibré Torá es para Refue Shelemá Le:

- MEIR BEN LETICIA

-JOAQUIN BEN RAJEL

-RENA BAT ADEL

-BEILE FEIGUE BAT ESTHER

-HARAB DAVID ITZJAK BEN MIRIAM

-IAFA JULIA BAT ESTHER



SHABAT SHALOM!!

Baruj Hashem estamos recibiendo muchos comentarios sobre los mensajes que mandamos semanalmente previos a Shabat y nos gratifica mucho recibir los comentarios ya que nos da estímulo para seguir escribiendo y que B¨sd cada vez lo reciba más gente.

También pueden visitar nuestra página web que es www.shaaresion.org.ar que esta renovada y con muchas actualizaciones!!.

Todos aquellas personas que desean enviar nombres para Refua Shelema, pueden hacerlo mediante una respuesta a este mensaje y lo pondremos Bs¨d con el siguiente mensaje.

Rab Isaac Ruben Yacar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.