lunes, 26 de octubre de 2009

CRECE LA PREOCUPACION POR EL RECLUTAMIENTO DE AMERICANOS SOMALIES POR PARTE DE ISLAMISTAS‏

El sospechoso involucramiento de un joven de Seattle en un ataque suicida el mes pasado ha reenfocado la atencion en el reclutamiento de americanos somalies por parte de extremistas islamistas en Somalia y el rol creciente de al-Qaeda, dijeron funcionarios americanos de contraterrorismo.

El FBI esta investigando si el americano tomo parte en un ataque gemelo el 17 de septiembre en la capital somali, Mogadiscio, que mato a 21 personas en una base de mantenimiento de paz de la Union Africana, dijeron funcionarios de aplicacion de la ley. Si esto fuese confirmado, seria la segunda vez que un ciudadano americano en el año pasado se ha convertido en atacante suicida y al menos el septimo joven americano radicalizado en morir uniendose a al-Shabab, un grupo insurgente buscando derrocar al debil gobierno de Somalia, dijeron parientes de activistas americanos y somalies.
En conjunto, Shabab ha enviado docenas de americanos somalies y americanos convertidos al islam a entrenamiento llevado a cabo por elementos de la red terrorista al-Qaeda, dijo la semana pasada el Director del Centro Nacional de COntraterrorismo Michael E. Leiter.
Aunque al-Qaeda esta bajo mas presion que nunca desde 2001, la amenaza de los grupos afiliados tales como Shahab es creciente, dijeron Leiter y el Director del FBI Robert S. Mueller III. En particular, tales grupos estan proveyendo a al-Qaeda un conducto de luchadores americanos y europeos cuyos pasaportes harian mas facil para ellos viajar sin ser detectados y atacar potencialmente objetivos occidentales, dijeron funcionarios americanos.
"El papel de los luchadores extranjeros que regresan a los EEUU cambia la naturaleza de la amenaza a la patria," dijo Mueller en testimonio escrito la semana pasada ante una audiencia del Senado sobre la evolucionada amenaza terrorista dentro de los EEUU.
La declaracion de Leiter acusaba a Shabab y Lashkar-i-Taiba, un grupo militante radicado en Pakistan acusado en el ataque estilo comando en Mumbai en noviembre que mato a mas de 170 personas. El ultimo "podria posar una amenaza directa" dentro de los EEUU, particularmente en confabulacion con al-Qaeda, aunque su foco ha estado en India y Afganistan, dijo Leiter.
Aunque Shabab no ha lanzado ataques fuera de Somalia, agentes de al-Qaeda podrian "encargar" un ataque en America, dijeron funcionarios americanos. Ellos destacan que la gente entrenada en Somalia ha sido rastreada en muchos planes internacionales, incluyendo uno que la policia de Australia dijo estaba destinado a una base del ejercito alli.
En la mas asombrosa reciente revelacion, funcionarios americanos confirmaron que ellos piensan que un entrenador clave de los jovenes americanos somalies fue Saleh Ali Nabhan, 30, un buscado lider de Shabab y enlace con al-Qaeda en Pakistan que resulto muerto en un ataque comando americano el 14 de septiembre.
Nabhan fue nombrado por el FBI en el atentado contra un hotel israeli en Kenya y el intento por derribar un avion de linea israeli en 2002, tanto como por su papel en los ataques de 1998 de al-Qaeda a las embajadas americanas en Kenya y Tanzania.
Voceros de Shabab dijeron que el atentado del mes pasado fue en represalia por la muerte de Nabhan. Shabab dio a publicidad un video el 20 de septiembre prometiendo lealtad al lider de al-Qaeda, Osama bin Laden y mostrando un nuevo, joven vocero americano, de acuerdo a firmas privadas que monitorean websites islamistas. El video de 49 minutos, titulado, "A su servicio, O Usama", contenia imagenes de un campo de entrenamiento somali y mostraba a Omar Hammami, 25, un ex estudiante de la Universidad de Alabama Sur.
"Cualquier conexion que ustedes tengan entre reclutas americanos y entrenadores de al-Qaeda -- reales miembros importantes, gente experta como Nabhan -- eso plantea muchas preocupaciones," dijo la semana pasada un alto funcionario americano de contraterrorismo. "Es dificil decir donde termina Shabab y comienza al-Qaeda en Africa oriental. Asi de cerca estan vinculadas", dijo otro funcionario de contraterrorismo, agregando que ambos "son intentos por implantar su actividad terrorista en Africa Oriental... es critico que nosotros y nuestros aliados mantengamos el alerta sobre ellos."
Abdirahman Warsame, un activista de Bellevue, Wash., que maneja la Fundacion Somalia Libre de Terrorismo, descubrio que el habia hablado con los padres de un "Omar Mohamud" en Seattle a quien los agentes federales estan investigando bajo sospechas de involucramiento en el ataque en Mogadiscio. Agentes de FBI recogieron muestras de ADN de los padres, dijo Warsame. La oficina declino comentar acerca de la investigacion.
Varios funcionarios americanos dijeron que podria tomar otra semana confirmar si el hombre participo en el ataque. Los testigos dijeron que los atacantes hablaban ingles y manejaban dos camiones con marcas de la ONU.
Una investigacion de casi un año del FBI en los reclutas americanos somalies esta en curso y "en camino", dijo el vocero de la agencia, E.K. Wilson. La investigacion sigue la partida de docenas de americanos somalies y otros adolescentes musulmanes de Minneapolis, Seattle y Columbus, Ohio, tanto como otras areas, que los funcionarios de aplicacion de la ley sospechan fueron reclutados para ir a Somalia.
El FBI previamente confirmo la muerte de Shirwa Ahmed, 27, un estudiante de universidad de Minneapolis, en un ataque suicida en octubre ultimo. Desde entonces, a los padres americanos se les ha informado las muertes de Burhan Hassan, 18; Jamal Bana, 20; Zakaria Maruf, 30; Mohamoud Hassan, 23; y Troy Kastigar, 28. Otro hombre, Ruben Shumpert, un afro-americano convertido al Islam de Seattle, resulto muerto en un ataque con cohetes apoyado por los EEUU.
El Departamento de Justicia descubrio este verano que tres ciudadanos americanos-- Kamal Said Hassan y Salah Osman Ahmed de Minnesota y Abdifatah Yusuf Isse de Seattle -- se han declarado culpables de cargos relacionados con terrorismo y esperan sentencia en este pais luego de cooperar con los investigadores respecto a su entrenamiento en Somalia y Yemen.
En total, un algo funcionario americano de contraterrorismo dijo, "Nosotros hemos medido los numeros de americanos somalies que regresan a Somalia para combatir en docenas."
Por comparacion, la cantidad de americanos de ascendencia afgana, pakistani, iraqui y otras que han ido al exterior para entrenarse con grupos relacionados con al-Qaeda es "en magnitud mas pequeña... unos puñados", dijo el funcionario.

Fuente: The Washington Post