viernes, 9 de octubre de 2009

Bamia II (Otra receta para Shabat)

Bamia es el plato que me recuerda mi casa, mi mama, mi abuela y por sobre todo a mi bisabuela quien nos enseñó como hacerlo.

Creo que con el tiempo cada una y su generación hizo algún cambio y remodelación, pero lo más chistoso es que cada una dice que el suyo es el más rico aunque todas preferimos el de la bisabuela.

Este es el plato que más amo en el mundo. En algunos países es muy difícil de encontrar y en otros, como aquí en Israel, las bamias vienen seleccionadas una a una, peladas en bolsitas congeladas. Cuando se lo cuento a mi abuela, se agarra de los pelos de semejante “maravilla”.

La verdad es que el trabajo de pelar las bamias es lo más complicado porque tienen espinitas y la cabeza debe de ser pelada perfectamente para que no se agujeree.
Se preguntaran por qué tanta minuciosidad… Las bamias, al ser calentadas pierden una baba, al estar mal cortadas obviamente se salen, por lo tanto es importante freírlas para sellar el contenido.Ingredientes
½ Kg. de Bamias
5 o 6 tomates rallados
2 cucharadas de extracto de tomate
1 vaso de agua
1 chorro de limón
2 cabezas de ajo picado
8 damascos
Sal, azúcar y pimienta a gusto.

Procedimiento
En forma de cono pelar la cabeza de la bamia. En una sartén con aceite de oliva precalentado rehogar las bamias con el ajo. Luego agregar el resto de los ingredientes, dar un hervor, bajar el fuego y dejar unos 20 minutos.

Para hacer más interesante el plato se le puede agregar una tira de asado. Se saltean las bamias y la tira por separado y luego se cocina todo junto.

Este plato se sirve con arroz blanco, cus cus o tabule.
Fuente: Semana.co.il